Sigue actualizado en nuestra APP

“Pimpinela nació en nuestra casa, como jugando”

“Hoy, Pimpinela tiene más público que antes”, nos dice Joaquín Galán, compositor del dúo argentino que este jueves toca en Lima y el sábado en Arequipa.

(Difusión)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Joaquín Galán,Músico AUTOR: GONZALO PAJARESgpajares@peru21.com

Pimpinela, el famoso dúo argentino integrado por los hermanos Lucía y Joaquín Galán, cumple 30 años y los celebra este jueves 6 de diciembre en el Centro de Convenciones de Plaza San Miguel y el sábado 8 en Arequipa. Entradas: Teleticket. Conversamos con Joaquín sobre música y la trascendencia de Pimpinela.

¿Los Beatles o los Rolling Stones?Los Beatles. Su música fue el detonante para que yo quisiera ser artista. Además, en ellos se unen elementos que son muy difíciles de encontrar: talento para componer, diversidad de estilos, carisma, calidad y capacidad interpretativa, estética y repercusión mediática. En mi generación, los Beatles fueron los responsables de que nos gustara el rock.

¿Los Beatles o los Bee Gees?Los Beatles son incomparables, pero los Bee Gees son también geniales. La prensa mundial no ha hecho justicia con ellos, no les ha dado el lugar que les corresponde como músicos. Ellos pasaron por dos etapas: la primera, íntima pero exitosa, y la segunda, la de Fiebre de sábado por la noche, la de Travolta, donde supieron reinventarse. Para mí son tan grandes como los Rolling Stones y, a veces, como los Beatles.

Con estos referentes, ¿por qué no hiciste rock o pop?Tuve una banda, Luna de Cristal, que hacía covers de los Beatles y de los Bee Gees. Pero, si bien el rock de los Beatles fue una especie de disparador, cuando comencé a componer, a inicios de los 70, ya estaba más influenciado por músicos hispanos como Camilo Sesto, Raphael y las composiciones de Manuel Alejandro y Manuel Pérez Botija. Por eso empecé a crear baladas románticas. Además, yo escribía en castellano y, por entonces, no había una banda de rock en español que fuera un referente, porque el rock argentino empezó a despegar a fines de los 70.

¿Cómo así nace esta idea tuya de componer canciones a dos voces?Por mi madre, quien me insistía mucho para que cantara con Lucía, mi hermana. Yo iba a casa los fines de semana y, juntos, interpretábamos canciones de los Beatles, de Carpenters. Yo le decía que juntos no teníamos nada nuevo que ofrecer, que si alguna vez se me ocurría algo distinto, con estilo, sí lo haría. Lucía estudiaba teatro desde niña, y fue así que un día compuse una canción –no recuerdo si fue Tú me prometiste volver u Olvídame y pega la vuelta– que tenía dos personajes. En broma, Lucía empezó a cantarla y actuarla, como si fuese uno de sus ejercicios dramáticos. Fue muy divertido y empezamos a cantarla a nuestra familia, a nuestros amigos, quienes se mataban de risa. El profesor de teatro de Lucía nos dijo que nuestra propuesta era novedosa, original, una pequeña comedia musical, y nos propuso hacer una puesta en escena.

Así nació Pimpinela…Pimpinela nació en casa, como jugando. Yo me dije, ¿por qué no? Además, ya estaba cansado de mi banda de rock: ellos querían cantar en inglés y yo en castellano.

Treinta años después de aquello, ¿qué lugar crees que ocupa Pimpinela en la música popular latinoamericana?Un lugar único, no porque seamos mejores o peores, sino por ser distintos. Quizás la gente tenga su ranking de solistas, de bandas, o de orquestas, pero nosotros somos únicos, no competimos con nadie. Podemos gustar o no, pero en nuestra categoría estamos solos. Mi sueño nunca fue ser el número uno, mi sueño fue hacer algo distinto, y con Pimpinela lo logré. Tanto así que hasta nos hemos convertido en un referente, en una marca: si dos políticos discuten, los periódicos titularán "Pelearon como Pimpinela" (risas).

*Reconocerás que los 80 fueron su mejor etapa… *La del 80 fue nuestra década… y eso que todavía no existían las redes sociales (ríe). Sacábamos un disco y, de inmediato, sonábamos en 20 países. Hoy, felizmente, no estamos detrás del éxito, no lo necesitamos. Ya no dependemos de un hit radial, la gente nos conoce, ya sea porque los padres les hicieron escuchar nuestra música a sus hijos o, también, gracias a la Internet, pero hoy tenemos más público que antes. Y hacemos nuestras giras cuando queremos, a los lugares que elegimos y con mayores comodidades; pero, claro, el inicio es el inicio, y los 80 son, para mí, fundamentales.

¿Cómo es el vínculo que tienes con Lucía?El de dos hermanos que se quieren mucho, que se protegen, que se pelean, pero cuando alguien de fuera se mete ya sea con ella o conmigo, somos los primeros en salir a defendernos inmediatamente. Y así ha sido siempre.

Si hace 30 años te hubiesen dicho: "Joaquín, vas a trabajar el resto de tu vida con tu hermana", ¿qué habrías respondido?Lo siguiente: "Qué horror, estás loco, de ninguna manera" (risas). Y si estamos juntos es porque nos seguimos divirtiendo.

AUTOFICHA

- La gente tiene su ranking de solistas, de bandas o de orquestas, pero nosotros no competimos con nadie. Podemos gustar o no, pero en nuestra categoría estamos solos.

- Una de mis mayores satisfacciones fue que Camilo Sesto, mi ídolo, me dijese que me admiraba. Fue como si Paul McCartney lo hiciera.

- La del 80 fue nuestra década… y no había redes sociales. Sacábamos un disco y ya sonábamos en 20 países. Hoy, felizmente, no estamos detrás del éxito.

Ir a portada