NUEVO PLAN. Producción de coca ilegal se espera reducir en 30% en cinco años. (Fidel Carrillo)
NUEVO PLAN. Producción de coca ilegal se espera reducir en 30% en cinco años. (Fidel Carrillo)

En el marco de la nueva Estrategia Nacional de Lucha contra las Drogas –que la Presidencia del Consejo de Ministros oficializó ayer–, el Gobierno se propone erradicar 14 mil hectáreas de cultivos ilegales de hoja de coca este año y 30 mil en 2016.

De acuerdo con este plan, al término del presente quinquenio se pretende reducir en 30% la producción de hoja de coca ilícita y aumentar a 3,500 toneladas métricas la incautación de insumos químicos, que en 2011 llegó apenas a 1,053 toneladas.

Sobre la política de desarrollo alternativo, el objetivo del Gobierno es desvincular a 84 mil familias del cultivo ilícito de la hoja de coca.

Rubén Vargas, experto en temas de narcotráfico, destacó la visión integral de esta estrategia y el hecho de que, aunque hay un tema de responsabilidad compartida que tienen que asumir los países consumidores, el problema se considera básicamente peruano y, en esa línea, el financiamiento principal sale del sector público y se complementa con la cooperación internacional.

NO A LA LEGALIZACIÓNEn la presentación del documento difundido ayer a través del portal de Devida, el primer ministro, Óscar Valdés, señaló que el Gobierno respetará el debate que se ha abierto, dentro y fuera del país, en torno a la legalización de las drogas, pero enfatizó que el Perú no legalizará ningún producto ni sustancia ilegal.