notitle
notitle

Dr. Rodrigo Rondón,Opina.21familia@peru21.com

Es común que su perro lo siga cuando usted se encuentra en casa, pero cuide que no lo haga todo el tiempo ni a todas partes. Lo mejor será enseñarle desde que es un cachorro.

El dueño debe entrenar a su mascota para que pase tiempo a solas. Acostúmbrela dejándola sola algunos minutos. Salga y regrese al poco tiempo. Cada vez prolongue más su tiempo de ausencia. Esto no significa que la deje todo un día, pero sí el tiempo como para realizar sus cosas con tranquilidad y no con la angustia de que su animal sufre. Hay perros que empiezan a llorar (y hasta a aullar) ni bien su dueño cierra la puerta, y hay otros que se quedan todo el tiempo en la puerta esperando el regreso de su amo. Esto los convierte en perros ansiosos y angustiados que, muchas veces, alivian estas emociones destruyendo objetos o prendas. Un consejo: coloque muchos juguetes para que mordisquee. Se recomienda dejar siempre la radio encendida para que el animalito se sienta acompañado, y no olvide dejar agua fresca y su alimento concentrado a disposición.