Pasos Perdidos
Pasos Perdidos

Ha cambiado el polo rojo y el discurso desafiante por el terno y corbata, una sonrisa conciliadora y una mudez a prueba de balas que solo se quiebra para abordar temas relacionados con la Comisión de Transportes que, dicho sea de paso, bajo su conducción no aprobó nada extraordinario en el último año legislativo.

Víctor Isla Rojas, sindicado por el diario Universal de Venezuela como el nexo entre el gobierno de Hugo Chávez y Ollanta Humala, es la carta del mandatario para reemplazar a Daniel Abugattás, y así se lo ha hecho saber ya a su bancada parlamentaria, donde muchos han recibido la noticia con desconfianza y mal disimulado fastidio.

Y es que al sinuoso currículum del legislador loretano, que cuando fue vicepresidente regional de Loreto otorgó una polémica concesión forestal de 24 millones de hectáreas, que promovió las cuestionadas Casas del Alba y la Operación Milagro, se suma su deslucida (por no decir nula) actuación como vocero alterno del bloque en la última legislatura, una participación de la que pocos, casi nadie se acuerda. Quizá esa sea la razón por la que –según un sondeo de CPI– solo el 3.5.% de encuestados lo considera como "el más indicado" para presidir el Congreso. Pese a ello, a los reparos de sus aliados de Perú Posible, al descontento de varios oficialistas, y con la bendición del también cuestionado Daniel Abugattás, Isla será 'el' candidato gobiernista a la Presidencia del Parlamento. En su lista son fijos Carmen Omonte y José Luna. Quien dicen que está en duda es Luis Iberico, aunque fuentes de Pasos Perdidos aseguran que todo es parte de una estrategia de Alianza Por el Gran Cambio, donde ya se descartó postular a un pepecista y apuestan, más bien, por uno de los allegados… para no quemarse.