Pasos.perdidos
Pasos.perdidos

El presidente del Congreso, Daniel Abugattás, se ha convertido en una pieza perturbadora para el Gobierno. Sus aspiraciones políticas personales –que, todos sabemos, apuntaban al premierato– le han jugado una mala pasada y han mellado la relación con su líder partidario. "Están embroncados", comentó a Perú21 una fuente del Ejecutivo, quien indicó que los roces empezaron en febrero, tras las críticas de Abugattás a la minera Yanacocha, y arreciaron por el ya abortado programa de gestores.

El malestar de Ollanta Humala fue evidente en la sesión del Consejo Nacional de Seguridad, donde se escabulló de su otrora operador político que lo requería para conversar. Tampoco ha querido comprarse el pleito de los gestores y ha tomado distancia del escándalo mediático que rodea ese proyecto. Después de eso, y salvo una comunicación telefónica, que –aseguran– habría terminado abruptamente con uno de esos arranques histriónicos de don Daniel, nada se han dicho. En el Congreso, en tanto, Abugattás tampoco la tiene fácil. El 'muerto' que 'postuló' a su programa ha terminado llevándose consigo a Jorge Paredes que, finalmente, fue expectorado esta semana del despacho de Abugattás. La despedida, trascendió, no habría sido de las mejores. "Tú me tienes que poner en otro lugar, tú sabes todo lo que hemos hecho juntos", dicen que alegó el excoordinador de gestores con tonito amenazante. En este escenario, el titular del Parlamento ha optado por hacer maletas y viajar a Cuba. Dice la versión oficial que su ausencia durará un mes y que es por razones médicas. La versión extraoficial señala, más bien, que Abugattás habría optado por un autoexilio que se prolongaría largo, largo tiempo. Habrá que ver…