Pasos.perdidos
Pasos.perdidos

"El que se pica pierde", es un dicho que Daniel Abugattás parece no haber aprendido. Lo demostró esta semana al desplegar toda una campaña mediática para defender su programa de gestores y contrarrestar los efectos de la "prensa mermelera" que –según él– solo difunde medias verdades. En su recorrido por canales de TV y radios, el presidente del Congreso precisó que la decisión de suspender el programa la tomó el 16 de febrero. Pues a no ser que don Daniel tenga un clon (¡y quiera Dios que no sea así!), hay que recordarle que ese mismo día –en conferencia de prensa– no solo defendió la existencia del programa, sino que anunció su fortalecimiento, aunque después –ya sabemos– tuvo que tragarse sus palabras. Fuentes del Ejecutivo aseguran que la interrupción del proyecto no fue de Abugattás sino producto de una llamadita de su jefe de la Plaza Mayor, quien en un clima de relativa tranquilidad política, lo que menos quiere son gestos perturbadores como el de su desenfrenado operador político.

Pero volviendo al tema, el mandamás del Congreso alegó también que su error fue copiar las prácticas de contratación de personal del régimen aprista (aplicado alumno resultó); que si contrató a Nancy Obregón fue por su liderazgo y porque "en su gestión nunca hubo un fallecido"; que su preocupación es acercar al Congreso con el pueblo –pero salvo Ica no se le conoce otro destino por trabajo–, y que su interés es elaborar el perfil técnico de futuras obras para los más pobres sin tomarse la molestia siquiera de entrar al portal del MEF y verificar que esos proyectos ya están aprobados y que si no se ejecutan es por falta de recursos que tiene que desembolsar "su" Ejecutivo. ¿Quién habla con medias verdades entonces?