Pasos.perdidos
Pasos.perdidos

Primero fue Módulo Perú, una feria cívica creada a la medida de Yehude Simon, la que le permitió a este "hijo no reconocido" del oficialismo una exposición mediática que ya quisieran tener muchos congresistas –dizque opositores–. El último miércoles le tocó el turno al Programa Gestores para el Desarrollo Local que el presidente del Congreso, Daniel Abugattás, con poca humildad y mucho autobombo, lanzó para –según él– crear un enlace entre las comunidades más pobres y el Poder Ejecutivo.

Al margen de los sustentados cuestionamientos al gasto que en sueldos y viáticos le ocasionará este proyecto al Parlamento, sin embargo, es necesario llamar la atención sobre la participación en el programa de oscuros representantes del nacionalismo. Entre ellos la excongresista cocalera Nancy Obregón, cuya hoja de vida es una sucesión de incidentes penosos como su enfrentamiento con personal del Corah para interrumpir un operativo antidrogas o su irrupción a empellones y patadas en el hemiciclo del Legislativo en junio de 2006. En esta última hazaña, se recuerda, estuvo acompañada de Juana Huancahuari, quien sería otra de las flamantes "gestoras" de Abugattás pero que, a diferencia de Obregón, apuesta por el perfil bajo.

Son ellas, entre otros, quienes conformarían la red de operadores al servicio de Abugattás. ¿El fin? Qué duda cabe: proselitismo político disfrazado de labor social. No es casualidad entonces que, según nuestras fuentes, la mayoría de "gestores" tenga amplia experiencia en el manejo gremial y el discurso a masas, pero muy poco conocimiento, por no decir nulo, en cuanto a gestión municipal, presupuesto participativo, etc. ¿Y eso con qué se come?, preguntarán.