Pasos perdidos (03/12/11)
Pasos perdidos (03/12/11)

Desde que estalló el escándalo de la reunión de Omar Chehade con altos mandos policiales para discutir el desalojo de Andahuasi, Marisol Espinoza, Daniel Abugattás y Fredy Otárola han repetido hasta el cansancio que no transarán con la corrupción, y han asegurado que no blindarán al vicepresidente. Lo que no dicen ni dirán es que, tras bambalinas, han desplegado, sin vergüenza, todos sus esfuerzos para lograr que la suspensión a Chehade se reduzca de 120 días a apenas 30 o 60 días.

Y mientras en algunos casos lo han logrado convenciendo a sus colegas de que todo no pasa de un "error político", en otros –se asegura– han optado por refrescarle la memoria a sus opositores sobre los procesos que hay en su contra tanto a nivel judicial como en la Comisión de Ética. Ahí está para corroborarlo el rosario de impresentables (Josué Gutiérrez, el compañero de viajes de Alexis Humala; el solidario Heriberto Benítez, denunciado por asociación ilícita para delinquir; el peruposibilista Norman Lewis, acusado de malversar S/.277 millones, etc., etc., etc.) que en la sesión de ayer se rasgaron las vestiduras por la suspensión del 'Comeoro'.

En Perú Posible, donde el parlamentario andino Javier Reátegui ha mediado a favor de Chehade por sus vínculos familiares, el acuerdo para avalar una reducción de la sanción lo tomó la bancada esta semana "en aras de la gobernabilidad", y lo habrían sellado Alejandro Toledo y Ollanta Humala en su encuentro del miércoles en la noche. Curándose en salud, el exmandatario ha dicho: "Mi bancada es la que toma la decisión, yo no soy parlamentario". Ni Poncio Pilatos lo habría hecho mejor…