notitle
notitle

Fritz Du Bois,La opinión del directordirector@peru21.com

Sin embargo, en esta ocasión también se les ha preguntado acerca del futuro de Fujimori y de la posibilidad de que retorne a la política si fuera indultado. Aquí es realmente masivo el rechazo.

Así que la posición de la gente a favor de pasar la página de Fujimori es clara. No quieren ver al exmandatario encarcelado, pero tampoco quieren tenerlo de vuelta liderando. El permitirle paz y tranquilidad en sus últimos años, pero mantenerlo alejado de la política, parece ser lo que la mayoría desea.

Lamentablemente, es difícil pensar que Humala actuará en la línea que la sabiduría popular le está indicando. En realidad, el Gobierno tiene demasiados miembros, aliados y allegados que todavía siguen lucrando con su oposición al régimen de Fujimori. A todos ellos lo último que les interesa es que el tema desaparezca. Así que, sin duda, buscarán que el debate se siga polarizando para evitar que se tome una decisión y que el asunto quede saldado.

Por otro lado, Humala se ha beneficiado con el evidente entusiasmo que la Cumbre con los Países Árabes ha generado. Nada mejor que una reunión internacional de alto nivel para levantar la aprobación de un mandatario, lo cual se suma al creciente optimismo económico de los peruanos, que es el mayor activo que tenemos. Por lo que sería criminal que, por la incapacidad de enfrentar a Sendero, lo terminen desperdiciando.

Finalmente, es contundente la exigencia de que Gregorio Santos sea investigado. Lleva acumulada media docena de casos, pero se sigue zurrando y anda intimidando en Cajamarca a quienes lo han denunciado. Da la impresión de que el Gobierno se congela cuando es confrontado.