notitle
notitle

Diego Penny, Arquero del AurichFabiola Vallefvalle@peru21.com

Es mucho más que ese impresionante metro 97 que intimida y que ese volador incansable que atrapa todo. Siento e intuyo que seguirá creciendo como arquero, pero aseguro que más como persona. Diego Penny está en boca de todos, en el corazón de un pueblo ansioso de triunfos, en las ganas de toda esa gente que esperó 89 años para poder soltar el grito sagrado por estas tierras: ¡Arriba Aurich! Pero, cuidado, el muchacho no se la cree ni se siente más. El chico de cabellera rubia sigue siendo el mismo, aunque todos lo miren de manera diferente.

Diego, el país entero dice que eres el nuevo héroe de Chiclayo…Para nada. Acá hay más de 50 héroes. No solo te hablo de los 28 jugadores, sino del comando técnico y del Grupo Oviedo, que apuesta por nosotros.

Pero no todos los días se atajan dos penales y menos en una final…Gracias a Dios, la pelota me chocó. Siempre lo diré así, porque jamás afirmaré que los atajé porque soy lo máximo.

Entonces, como lo aseguró alguna vez Maradona: "Fue con la mano de Dios".La pelota me chocó porque el de arriba me dio, en este partido, la oportunidad de escoger bien.

¿Tapar un penal es cuestión de suerte o de preparación?Hubo poder divino, suerte y mucho trabajo. Soy un agradecido a Dios.

Para muchas personas, eres el nuevo Señor de Sipán y te presentaron como el 'Platanazo'…Es parte del criollismo, lo tomo con mucho humor. Quien me 'bautizó' de esa manera fue 'Nacho' Drago, pero ya me las voy a cobrar.

¿Fue el triunfo de la humildad sobre la soberbia, como lo aseguró Luis 'Cuto' Guadalupe?Es su pensamiento. Para mí fue la victoria de un equipo que nunca bajó los brazos, pese a que todo lo tenía en contra.

'Cuto' bailó a lo Shakira, tal cual él mismo lo definió. ¿Podría ser un bailarín profesional?Podría participar en el programa El show de los sueños.

¿Eres arquero por convicción o, como eras malo, te mandaban a cuidar los tres palos?Es verdad, los más malos van al arco. Hasta ahora no juego, pero ni canicas. Me pusieron en ese puesto y me gustó. Y allí me quedé.

Dicen que el fútbol es un deporte en el que predominan los morenos. ¿Te marginaron en el equipo por ser blanquito?En el balompié vale la actitud, no la raza. No creo que un moreno sea más fuerte que un blanco. Desde que jugué en el Cristal he convivido con todas las razas, clases sociales, ideologías y creencias, y nunca he tenido problemas.

Este es un año 'redondo': saliste campeón y, encima, te enteras de que serás papá…Estoy feliz por eso. Me da igual que sea hombre o mujer, solo quiero que esté sano y que haga lo que quiera. En un inicio poca gente confiaba en mí, y los únicos que siempre estuvieron conmigo fueron mis familiares.

Siempre se te vio como un tipo serio, pero el día del partido con Alianza Lima estuviste eufórico…Salí eufórico del arco cuando tapé el último penal. Sentí que botaba toda la presión que tenía. Jugamos en contra de todos. No querían que se realizara el partido. No nos abrían las puertas del Estadio Nacional. Teníamos todo para escoger dónde jugar, pero escogimos el Estadio Nacional pese a que sabíamos que la gente de Alianza Lima iba a ir en mayor cantidad. Como habíamos ganado en Matute, nos sentimos con confianza para hacer las cosas bien, y qué mejor que un estadio de lujo.

¿Qué fue lo más lindo: levantar la copa o ver cómo un pueblo salía a las calles a recibirlos como si fueran héroes?Lo que nos está dando la gente es el mayor premio por lo que hicimos. Valoro mucho más no solo que me feliciten, sino que me agradezcan. Eso, para mí, no tiene precio. El que un señor de 60 años me diga "gracias, Penny", a mí me mueve.

Se te llenan los ojos de lágrimas al recordar esos momentos…Sí, el embarazo de mi esposa me está afectando. He visto como 50 veces las repeticiones y hasta me dan ganas de llorar. Nos sirvió bastante la derrota con Alianza Lima porque en Matute salimos con todo. Hubo una inundación de lágrimas en La Victoria.

Para algunos, dejar un equipo de Europa por uno del interior del Perú es un retroceso…Fue bastante difícil tomar una decisión así, pero todo salió bien y no me arrepiento.

En las eliminatorias pasadas atajaste por Perú frente a Ecuador y nos golearon 5 a 1. ¿Todavía sueñas con la selección?Prometo que me las voy a cobrar un día. Mi corazón siempre será blanquirrojo.

AUTOFICHA

- Nací en Lima un 22 de abril de 1984. Juego de arquero en el Juan Aurich de Chiclayo desde mediados de 2010. Mido 1.97 metros. Voy a ser papá el próximo año.

- A los 12 años llegué al Sporting Cristal. En el 2003 fui prestado al Coronel Bolognesi de Tacna, club que al año siguiente decidió comprar mi pase.

- En 2008 atajé para el Burnley F.C., equipo con el que ascendí, en 2009, a la English Premier League de Inglaterra. Ahora sueño con vestir la blanquirroja en un Mundial.