LARGAS COLAS. Tras la duda inicial, muchas unidades salieron a laborar en el Puente Nuevo. (David Vexelman)
LARGAS COLAS. Tras la duda inicial, muchas unidades salieron a laborar en el Puente Nuevo. (David Vexelman)

El paro convocado por un grupo de transportistas en contra de la Ordenanza N° 1599 –que regula el transporte público y que eleva las multas– no tuvo el impacto que esperaban los que hicieron la convocatoria.

Si bien hubo inconvenientes en las primeras horas de la mañana para conseguir un bus en algunos sectores (sobre todo en los conos), esta situación se fue normalizando conforme pasaron las horas.

Camiones, taxis-colectivo, mototaxis, portatropas de la Policía y camiones se convirtieron en los vehículos más utilizados por cientos de personas para llegar a sus trabajos o colegios, los que cobraban hasta tres soles por persona.

Esta situación se vivió en Manchay y Huaycán, en Ate, donde muchos pasajeros tuvieron que esperar más de 25 minutos para conseguir una unidad. Unos optaron por abordar camiones que los llevaron al óvalo Santa Anita, Gamarra o Ceres.

Las pocas unidades que transitaron entre las 5 y las 7 de la mañana no cumplieron con su recorrido. Así ocurrió en Villa María del Triunfo y en El Agustino, tal como lo comprobó Perú21.

En las Avs. Trapiche, Los Próceres y Universitaria (Comas), circularon pocos buses en las primeras horas del día. A partir de las 10:00 a.m., todo volvió a la normalidad.

INCIDENTES AISLADOSPero no todo se realizó en paz. Según el general Aldo Miranda, jefe de la Sétima Región Policial, en el asentamiento humano Manylsa, en Santa Clara, se quemaron llantas. Lo mismo ocurrió en el km 9 de la Carretera Central.

En tanto, algunos sujetos arrojaron piedras a los conductores en las avenidas Wiesse y Las Flores, en San Juan de Lurigancho.

PARCIALDesde la madrugada, la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, realizó recorridos por diversas calles. Cerca de las 8:00 a.m., informó que, a esa hora, entre el 91% y 95% de transportistas laboró con normalidad. "No ha habido un paro como tal, sino algunas demoras en las salidas de unidades por temor a represalias", señaló.

Indicó que 60 unidades se sumaron al trabajo habitual del Metropolitano para trasladar a los viajeros. También destacó la operación del Tren Eléctrico.

LANZAN AMENAZAOtra fue la opinión de Julio Rau Rau, presidente de la Corporación Nacional de Transporte del Perú, organizadora del paro. Rau sostuvo que el 80% de unidades dejó de circular. "La alcaldesa ha intentado minimizar el paro", refirió.

Adelantó que en las próximas semanas se realizará una marcha desde los conos al palacio municipal para reiterar el rechazo al incremento del monto de algunas multas.

De otro lado, Omar Calderón, de la Asociación de Empresas de Transporte Urbano Masivo, señaló que el 40% de empresas no trabajó.

"Solo salieron las combis informales", dijo. Añadió que el 15 de julio fijarán una fecha para un nuevo paro. Al cierre de esta edición, la comuna reportó que 416 de las 425 empresas registradas laboraron.

DATOS

- Un grupo de familiares de víctimas de accidentes de tránsito dio su respaldo a las medidas que viene implementado la comuna limeña para reordenar el transporte.

- La comuna capitalina informó que ayer no se comenzó a aplicar las sanciones porque se buscaba priorizar la movilidad.

- La alcaldía informó, además, que una 6,765 personas usaron bicicletas para desplazarse.