notitle
notitle

Fernando Maestre,Opina.21Cuando hablamos de los vínculos, damos por sentado que todas las parejas se parecen y que tienen los mismos anhelos. Esta estructura única suele ser un error, ya que no hay un solo tipo de pareja. Hoy hablaremos de la pareja idealizada. Esta se estructura partiendo por lo general del varón, el cual, al padecer de un vacío emocional, ni bien conoce a una mujer, en menos de 24 horas llega a la conclusión de que halló a la pareja perfecta y que tiene que casarse a la brevedad. Esto suele crear confusión en la mujer, ya que esta propuesta puede hacerle creer que nadie la ha amado realmente como lo está haciendo ese pretendiente, el que le ofrece de todo: cambiar de país para vivir con ella, presentarle a sus padres a la semana de conocerla y tatuar su nombre en el pecho. Aquel que se muestra brutalmente enamorado en menos de 48 horas se ha enamorado de un fantasma, de un ideal que no existe, y esta imagen idealizada ha servido para llenar el agujero psíquico que tiene desde niño. De más está recomendar no creer en este volcán pasional, porque solo es producto de una imaginación anormal.