Parece un ajuste de cuentas
Parece un ajuste de cuentas

Lo ocurrido en la comisaría de Santa Rosa, en Jaén, emana un tufillo a ajuste de cuentas. Les han disparado a los policías y al niño en la cabeza. Ni siquiera hubo un enfrentamiento como para decir lo contrario.

Ningún delincuente, por más asaltante que sea, comete ese tipo de acciones (ajusticiar a las víctimas).

También es cierto que Santa Rosa y otros distritos aledaños y de Bagua Chica se ubican en un contexto de zonas de cultivos de hojas de coca y de producción de látex y amapola. Las provincias de Jaén y San Ignacio han experimentado un preocupante crecimiento de la hoja de coca.

Cabe recordar que, hace algunas semanas, la Policía incautó 11 kilogramos de PBC en esa provincia.

Tampoco debemos olvidar el ataque al puesto policial de Puerto Ciruelo, en Bagua Chica, que está a menos de dos horas de Santa Rosa. El robo de armamento de ese día también fue extraño.

Hay quienes ya piensan que se trata de un ataque narcoterrorista. Podría ser, pero recordemos que en Cajamarca hay pocos remanentes terroristas. Además, esta región tuvo poca presencia subversiva en las décadas de los 80 y los 90.