TRISTE. Benedicto XVI dijo sentirse afligido debido a este escándalo. (AP)
TRISTE. Benedicto XVI dijo sentirse afligido debido a este escándalo. (AP)

ROMA (EFE).– Benedicto XVI habló por primera vez públicamente del escándalo del robo y filtración de documentos reservados del Vaticano, y expresó su total confianza en sus colaboradores, a la vez que lamentó que algunos medios den una imagen de la Santa Sede "que no corresponde con la realidad".

Una semana después de que fuera detenido su mayordomo, Paolo Gabriele, acusado de haber robado y filtrado documentos reservados del pontífice, el Papa dijo ante unas 30 mil personas reunidas en el Vaticano que el caso lo ha afligido.

"Lo sucedido ha entristecido mi corazón, pero jamás he tenido duda de que, a pesar de las debilidades del hombre, las dificultades y las pruebas, la Iglesia está guiada por el Espíritu Santo, jamás le hará falta la ayuda del Señor, que la apoyará en su camino", manifestó el pontífice.

Lamentó que en estos últimos días "se hayan multiplicado deducciones, amplificadas por algunos medios de comunicación, del todo gratuitas y que han ido más allá de los hechos, ofreciendo una imagen de la Santa Sede que no se corresponde con la realidad".

MÁS CULPABLESEn tanto, la prensa italiana asegura que al menos 20 personas, entre ellas varios cardenales, están en la mira de la magistratura vaticana, lo que ha sido desmentido por el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

TENGA EN CUENTA

- El escándalo de las filtraciones de documentos empezó a inicios de este año, cuando salieron a la luz unas cartas dirigidas al Papa.

- En las misivas, el exsecretario del Vaticano Carlo Vigano denunciaba casos de corrupción en la Santa Sede.