Ayuda al que lo necesita. (Carlos Lara)
Ayuda al que lo necesita. (Carlos Lara)

Si en la cancha Paolo Guerrero derrocha coraje con la blanquirroja, fuera de ella es querendón con los hinchas y con los más necesitados. Nicolás Aponte Alvarado (9) es un niño discapacitado que padece una lesión en ambas piernas y necesita ser operado.

Por ello, el pequeño llegó ayer a la Videna junto con su padre, Wilder. Cerca de las 10:00 a.m., apoyado en sus muletas, Nicolás vio la camioneta de Paolo y le hizo una seña, por lo que el 'Depredador' lo atendió brevemente, comprometiéndose a conversar más extensamente con él luego de las prácticas. Horas después, Guerrero lo atendió y le prometió ayudarlo.