INSEGURIDAD. Desperfecto en Estación Gamarra obligó a suspender el servicio por varias horas. (Luis Gonzáles)
INSEGURIDAD. Desperfecto en Estación Gamarra obligó a suspender el servicio por varias horas. (Luis Gonzáles)

Minutos de pánico vivieron ayer unos 200 pasajeros del Tren Eléctrico. Un cortocircuito ocasionó el desprendimiento de un cable de alta tensión en la Estación Gamarra.

La emergencia –que se produjo una semana después de que entrara en funcionamiento el medio de transporte– comenzó a las 11:45 a.m.

Según Christian Huarcayo, sastre que usaba el servicio, hubo un movimiento brusco poco tiempo después de que uno de los trenes partió del paradero. También se oyó dos explosiones y se filtró humo.

La locomotora retornó a la estación. Sin embargo, las entradas no se abrieron, lo que causó desesperación. Luego de 10 minutos se abrió una sola puerta, por donde la gente escapó con rapidez.

Tras el incidente se ordenó la evacuación de los terminales y la cancelación del recorrido por varias horas. Hubo problemas con la salida de pasajeros en la Estación Javier Prado.

Personal del Indeci llegó al lugar de los hechos para hacer una inspección. Sin embargo, no se le permitió el acceso.

Fernando Deustua, vocero de la empresa Línea 1 del Metro de Lima, dijo que los usuarios no estuvieron en peligro. Señaló que se produjo el corte del fluido eléctrico en el momento en que se rompió el cable y que se investigan las causas de la emergencia.

DATO

- El Ministerio de Transportes investigará el origen de la falla. Anoche se restableció el servicio. Hoy continuarán las pruebas.