notitle
notitle

Alfredo Ferrero,Al.Mercadoaferrero@peru21.com

Presidentes regionales de frentes electorales que fueron aliados del presidente Humala en la campaña son hoy opositores. En Cajamarca, con Conga, y en Cusco, con Espinar y Xstrata, el Ejecutivo busca establecer el orden, pero algunos de sus congresistas azuzan la revuelta. Los presidentes regionales descubren sus aspiraciones políticas. El alcalde de Espinar, Óscar Mollohuanca, pretende el 30% de las utilidades del proyecto como licencia social más el 30% del IR, lo que es inviable. Recibirían 3% que, esperamos, sepa invertir. Con estas actitudes se perjudicarían Antapaccay y Bambas (US$1,470 mllns. y US$4,230 mllns., respectivamente). Los opositores políticos en el Congreso y en las últimas elecciones apoyan ahora al Ejecutivo, mientras que excongresistas del partido de gobierno piden la renuncia de Valdés.