La Policía inspeccionó la zona del derrumbe. (David Vexelman)
La Policía inspeccionó la zona del derrumbe. (David Vexelman)

Hoy será el Día de la Madre más triste para Elizabeth Rosa Bustamante. Su hijo, un humilde obrero, murió decapitado y aplastado por toneladas de tierra luego que una construcción se viniera abajo en Surco.

Eran las 8:30 de la mañana de ayer, cuando Danny Daniel Nación Bustamante (33) realizaba trabajos de ampliación en una residencia ubicada en la calle Los Molles 165, en la urbanización Las Casuarinas Altas.

En ese momento, parte de un muro le cayó encima y debido a la gran cantidad de tierra, el infortunado obrero quedó decapitado. Este hecho fue filmado por los policías que llegaron para coordinar las labores de rescate.

"Quiero que el dueño se haga responsable. Mi hijo era un chico humilde que vivía con nosotros en Comas. No deja hijos. Hace apenas unos días había comenzado a trabajar en esta obra", contó la acongojada madre.

LAS INVESTIGACIONESAgentes de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) se hicieron cargo de las pesquisas e interrogaron al resto de los obreros.

Por la tarde, hombres con pico y pala llegaron al lugar del incidente para rescatar el cuerpo de Danny Daniel que, luego, fue llevado a la morgue. Nadie de la casa salió a declarar. Se supo que el dueño era el empresario Juan Rivauro, quien desde hace algunas semanas se encuentra junto a su esposa, Patricia Pizón, en Estados Unidos.

FICHA

Danny Daniel Nación Bustamante (33 años).

- Tenía apenas 20 días laborando en la obra. Con su trabajo mantenía a su madre quien vive en Comas.