Pide que las partes cedan. (USI)
Pide que las partes cedan. (USI)

El sacerdote Gastón Garatea, uno de los facilitadores para hallar solución al caso del proyecto Conga en Cajamarca, sostuvo ayer que en tanto prosigan las diálogos para acercar a las partes en conflicto, las obras dispuestas por el Ejecutivo deben continuar para dotar de más agua a esa región.

"Cajamarca está muy dividida por el caso Conga. Esperamos que se sigan construyendo los reservorios y se siga conversando", manifestó en el programa Agenda Política de Canal N. También reiteró que el diálogo para conciliar las partes demorará un año.

Refirió que tanto el Gobierno, la población que rechaza el citado proyecto y la empresa minera Yanacocha tienen que ceder posiciones para alcanzar la paz en esa región.

"Nadie quiere pasar ninguna humillación. Creen que reconocer un error es una falta", añadió tras recordar que hoy se reunirá con los representantes de la minera.