Foto: Luis Gonzáles.
Foto: Luis Gonzáles.

Alejandro Aguinaga,CongresistaAutor: Gonzalo Pajares.gpajares@peru21.com

Es el médico de Alberto Fujimori y, desde 2006, congresista de la República. Alejandro Aguinaga dice que algún día escribirá un libro sobre el fujimorismo y su líder.

¿Por qué se metió en política?A raíz de una visita de Fujimori al hospital Loayza, mi hospital, que fue fundado en 1548, mediante Cédula Real de Carlos V. Al presidente le hablé del colapso del sistema de salud. Me llamó a su despacho, le dije qué creía que se debía hacer, le gustaron mis ideas y me pidió que fuese director ejecutivo del Loayza. Luego terminé de viceministro, ministro de Salud, congresista y su médico (ríe).

¿Por quién votó en el 90?Por Fujimori, lo digo en serio. Tenía un hermano que estudiaba en la Agraria y él me dijo: "Vas a ver que el ingeniero hará grandes cosas". Le dije: "Pero está hasta el perno. Solo tiene 7%", pero luego subió como la espuma. Luego, como la mayoría de peruanos, apoyé el 5 de abril y, cuando se capturó a Abimael, salí a las calles, a celebrar, feliz.

¿Las esterilizaciones forzadas fueron una política de Estado?Debo corregirte. No hubo una política de esterilizaciones forzadas. Eso está demostrado. Hubo una política de planificación familiar. La Defensoría del Pueblo felicitó al Ministerio de Salud por nuestra política de salud reproductiva, que fue respetuosa de los DD.HH. En el Congreso, en el antejuicio político, el proceso fue archivado por unanimidad. A pesar de eso, fui juzgado durante más de diez años y no se me encontró ningún delito. Recuerda que acá se habló de genocidio, de delitos de lesa humanidad, de tortura hasta que algunas ONG de DD.HH. –que han lucrado con esta situación– empezaron a hablar de 'esterilizaciones forzadas'.

El tiempo demostró que mucha de la obra social de Fujimori era realizada no por obligación sino para ganar votos…No. Fujimori supo entender las necesidades de la población e hizo obra. Él sí hacía inclusión social en nuestro país, que es tan heterogéneo. Y no fue clientelista porque supo atraer la inversión privada.

¿Le molestó la renuncia por fax de Fujimori?Nos cogió por sorpresa. Fue un error, pero hoy le doy la razón, comprendo sus motivaciones.

¿Desde el fujimorismo hemos ido en piloto automático o algo hicieron Toledo y García?Fujimori recibió un país quebrado, con reservas negativas, con dos millones de inflación y lo transformó. Alguito hicieron Toledo y García, pero, recuerda, nuestro máximo presupuesto era de 35 mil millones de soles; el de García, 96 mil millones. Hicimos más con menos.

¿Cómo está Fujimori?Complicado. No es un hombre sano, tiene 74 años. Ha sido operado cuatro veces de cáncer y tiene una serie de patologías –problemas circulatorios, hipertensión arterial, problemas en el páncreas, gastritis severa y una depresión profunda–, que le han complicado la salud. Tiene 20 kilos menos pero está lúcido.

Usted se ha hecho su amigo, le ha presentado hasta chicas…(Ríe). Eso me causó problemas en casa. Yo buscaba que se mejore su problema nutricional, y si esta especialista era una mujer bella (se refiere a Gina Pacheco, quien fue hasta candidata al Congreso), mejor, pero en casa pensaron otra cosa. Fujimori es muy inteligente, con mucho conocimiento del país, por eso impresiona. Lo conozco bien, escribiré algún día sobre él, porque hemos tenido muchas vivencias, pero Fujimori ya está escribiendo su autobiografía.

¿Cuándo piden el indulto?Estamos terminando de armar el expediente médico y luego, si tenemos la autorización de Fujimori, solicitaremos el indulto. Y, recuerda, el primero en tocar el tema de la liberación, en una entrevista en CNN, fue Ollanta.

¿Cómo ve a Humala?Su aprobación en las encuestas es mayor de la que uno ve en la calle, sobre todo por la gran convulsión social que vivimos. Dime, ¿dónde está el gas a 12 soles?, ¿acaso se puede viajar por 40 dólares en la línea aérea nacional?, ¿se nombró a los empleados del CAS?

¿Les molesta que se diga que Ollanta está haciendo lo que Keiko hubiera hecho?¿Qué obra está haciendo Humala? Empecemos por allí (risas). Yo no veo el desarrollo de obras importantes. En política exterior hemos cambiado el profesionalismo por la improvisación, embajadores de carrera por epítetos: 'Plancha camisas', 'Coche Bomba', 'La Mocha', 'El Conde de Sullana' (ríe).

¿Vladimiro Montesinos es un delincuente?Obró mal, nos malogró el gobierno. Y quien comete delitos es un delincuente…

Fujimori ha sido condenado, ¿acaso no es un delincuente?No, porque ya se sabe que estaba condenado un año antes. Además, quien presidió la sala que lo juzgó firmó a favor de un banco mientras aún era su apoderado (se refiere a César San Martín). Si tú hubieras hecho eso ya estarías en la cárcel.

AUTOFICHA

- Nací en 1950, en Trujillo, en el hospital Belén, pero me siento lambayecano, porque nací en Trujillo de casualidad. Traían a Lima a mi madre, pero se le adelantó el parto.

- Mi abuelo fue alcalde de Ferreñafe. El hospital de Chiclayo tiene el nombre de mi tío, quien fue uno de los fundadores de la Seguridad Social.

- Estoy casado y tengo tres hijos. El menor, de 15 años, es muy fujimorista. La Medicina requiere estudio constante… yo he decidido terminar mi carrera en la política.