DESTAPE. Publicación pone al descubierto la guerra interna por el poder en el interior del Vaticano. (AP)
DESTAPE. Publicación pone al descubierto la guerra interna por el poder en el interior del Vaticano. (AP)

ROMA (AFP).– Un libro que contiene una serie de cartas confidenciales del papa Benedicto XVI sobre temas candentes, como las intrigas del Vaticano o los escándalos sexuales del cura mexicano Marcial Maciel, ha generado desconcierto en Italia debido a la inédita filtración.

El diario italiano Il Corriere della Sera ha divulgado un resumen de la publicación titulada Su santidad, las cartas secretas de Benedicto XVI, escrita por Gianluigi Nuzzi, autor del exitoso libro Vaticano SA (Vaticano sociedad anónima), sobre las finanzas de la Santa Sede.

Basado en cartas confidenciales dirigidas al Papa y a su secretario personal, Georg Gaenswein, el libro contiene –entre otras cosas– las confesiones del secretario histórico del fundador de la Congregación Mexicana Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, acusado de abuso de menores de edad y de tener una doble vida con dos esposas e hijos.

Nuzzi tuvo acceso, posiblemente a través de funcionarios de la Secretaría de Estado del Vaticano, a centenares de documentos, incluyendo algunos que llevan el sello "Reservado" o que fueron elaborados por la misma oficina.

Se trata de la peor filtración de documentos en la historia reciente del Vaticano, que por ahora no se ha pronunciado oficialmente sobre el tema.

EL NÚMERO DOSSegún Il Corriere della Sera, las cartas resumen el reciente clima de guerra oculta por el poder dentro del gobierno central del Vaticano, la influyente Curia Romana, que afectaron la credibilidad de la Iglesia.

El nombre del actual secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, mano derecha del Papa y número dos de la Santa Sede, figura en buena parte de los documentos y sale afectado negativamente, por lo que no se ha descartado que esta nueva publicación sea una operación mediática para atacarlo.

DATOS

- El diario italiano Libero recoge los comentarios del autor del libro sobre el año difícil que vivió junto con sus informantes del Vaticano.

- En marzo de este año, el Papa designó una comisión para indagar sobre las filtraciones conocidas como 'Vatileaks'.