notitle
notitle

Dr. Rodrigo Rondón,Opina.21familia@peru21.com

A veces, la edad de un niño puede poner en riesgo el bienestar de su mascota. Y no es que a propósito quiera hacerle daño, sino que es muy pequeño para ser consciente de que algunas de sus acciones pueden resultar peligrosas para un cachorro.

Lo recomendable es que su niño tenga más de 8 años para tener un perro o un gato o un hámster de mascota y así sea capaz de asumir responsabilidades como darle de comer, por ejemplo.

Igual, usted debe observar de cerca la relación. Y es que en su afán de jugar, ambos podrían lastimarse.

También es cierto que hay niños tiranos que sí abusan de sus mascotas. Les pegan, jalan la cola, sientan encima y hasta golpean. El animal en algún momento se defenderá con una mordida o un arañazo. O puede que no y acumule el estrés de esta mala experiencia y desfogue de alguna manera.

Observe y tome las medidas del caso. A veces es mejor evitar un sinsabor tanto para la familia como para la mascota, que es un ser vivo que también siente pero no puede reclamar.