Está en el ex-Hospital del Niño. (Rafael Cornejo)
Está en el ex-Hospital del Niño. (Rafael Cornejo)

Se debate entre la vida y la muerte. El niño de iniciales A.Q.P., de apenas un año de edad, quien fue baleado el último sábado en una peña de Ancón, sobrevive gracias a un respirador artificial.

Los médicos del ex-Hospital del Niño indicaron que su pronóstico es reservado y que, por el momento, se sabe que perderá la visión de un ojo.

La Policía busca a los cómplices de Jesús Rengifo (18), implicado en la balacera.