notitle
notitle

Lucía de Althaus, Opina.21quererteatiperu21@gmail.com

La Navidad, a parte de ser pavo, regalos, niño Jesús, panetón y Papa Noel, es una oportunidad. Una oportunidad para enseñar valores. Uno de los grandes temas que se nos presenta en estas épocas es la posibilidad de compartir un poco de lo que tenemos con aquellos que no tienen tanto. Considero importante que los niños empiecen a desarrollar su empatía, su criterio de realidad y la solidaridad desde pequeños (desde los 3 años ya empiezan a entender), y en Navidad es una buena oportunidad para hacerlo. Escogiendo juguetes que, estando en buen estado, ya no usan tanto, para regalárselos a otro niño. O llevándolos a participar de una chocolatada con niños de bajos recursos, en donde juegue y comparta con ellos un momento especial. Hay diversas maneras de hacer esta Navidad una experiencia más trascendente, y el reto estará en tratar de hacer una continuidad de esta generosidad y empatía con los otros el resto del año. Así podemos ver crecer a niños más sensibles, integrados e inteligentes.