Foto: Luis Gonzales
Foto: Luis Gonzales

PATRICIA KADENApkadena@peru21.com

Francisco Tudela está alejado, hace bastante tiempo, de la política activa, pero no rehúye hablar sobre los temas de la coyuntura actual.

El presidente Evo Morales le está pidiendo a Chile una salida al mar y está planteando que se revise el Tratado de 1904…El Tratado de 1904 fue aprobado y ratificado por gobiernos perfectamente regulares, de tal manera que la reclamación boliviana es más de carácter histórico que jurídico. El problema que podría darse en una eventual negociación entre Chile y Bolivia es el que ya se suscitó en 1975, cuando el general Banzer y el general Pinochet acordaron un corredor de salida hacia el Pacífico por territorios que habían sido peruanos. La situación ahora se complica porque hay una reclamación marítima del Perú y, mientras esa reclamación no esté resuelta, la solicitud boliviana a Chile podría superponerse a la reclamación peruana y crear una situación muy compleja desde el punto de vista internacional.

Cuando Sebastián Piñera dice que su país hará respetar los tratados, ¿también está dirigiendo su mensaje al Perú?No, yo creo que esa no es una interpretación correcta… Cuando el presidente Piñera dice que va a respetar y hacer respetar los tratados, dice algo que está contenido en la Carta de las Naciones Unidas y en una infinidad de documentos internacionales; y los tratados de límites no pueden modificarse unilateralmente. Nosotros no tenemos ningún problema con Chile en nuestra frontera terrestre. El único tratado que tenemos es el de 1929, que ya ha sido plenamente ejecutado; entonces, el comentario del presidente de Chile no se aplica al Perú.

¿Aun cuando Piñera ha dicho que va a defender su mar con toda la fuerza del mundo?No porque, al ir el Perú y Chile a la Corte de La Haya, los dos países han renunciado a su soberanía sobre la solución de ese problema. Quien va a resolver es la Corte.

El vocal Villa Stein ha defendido el fallo que le redujo las penas al grupo Colina. ¿Qué piensa usted?La impresión que tengo es que acá hay dos elementos. El primero es que la sala presidida por el doctor Villa Stein actuó de acuerdo a derecho. Esto es, no se puede condenar a una persona por un delito que no ha formado parte de la acusación del Ministerio Público.

¿Se refiere al delito de lesa humanidad?Claro. En segundo lugar, tampoco es que se haya liberado a estas personas, sino que la pena ha sido reducida de 25 años a 20 años.

¿El Estado debió defender el fallo de la Suprema?Yo creo que sí, porque en el momento en el cual el fallo fue adoptado no existían los elementos de juicio para apartar de la sentencia determinadas normas de derecho nacional. Eso ocurre después, cuando se da la sentencia de la Corte IDH. Ahora, yo creo que esa sentencia atenta contra las garantías del debido proceso porque la gente que va a un juicio espera que se le aplique la normativa vigente y no es bueno que un tribunal internacional diga "ponga usted de lado la normativa vigente".

Entonces, ¿el Perú debe o no debe acatar ese fallo?Bueno, el legislador ha decidido que debemos acatar. La Constitución y la adhesión del Perú a la Convención Americana de Derechos Humanos establece que debemos acatar. Si no queremos acatar, hagamos como Chávez y denunciemos la Convención.

¿Usted piensa que el Perú debe retirarse de la corte?No, lo que yo creo es un cosa completamente diferente. Yo creo que fue un error del constituyente el haberles dado rango automático de norma constitucional a los tratados. (…) El que el Perú haya subordinado su Constitución al tratado me parece mal. Eso requiere una reforma constitucional, porque lo que se ha hecho es convertir a la Corte Suprema en la mesa de partes de la Corte IDH.

¿Cómo evalúa la actuación de los jueces de la Corte IDH?Seamos francos, vamos al fondo del asunto, es un tribunal político. Es un tribunal que tiene una idea de sí mismo. Y la idea de sí mismo que tiene es que es la vanguardia de un proceso político de liberación latinoamericana a través de las sentencias. Pero es altamente ideologizado, es altamente político, y muchas de sus sentencias reflejan posiciones ideologizadas y, en muchos casos, extremistas.

Keiko Fujimori ha anunciado que van a pedir el indulto para su padre. ¿Procede el indulto en este caso?Sí procede porque es, indiscutiblemente, una cuestión humanitaria. Una persona que está gravemente enferma, se diga lo que se diga por razones políticas. El hecho es que, en las condiciones de detención en las que se encuentra, su enfermedad no puede tratarse… Tengo entendido que requeriría de una microcirugía para la cual no existen los elementos en este país.

Hay quienes han señalado que Alberto Fujimori no tiene cáncer, que no está moribundo…Bueno, esas son las pasiones. Quienes lo odian dicen que no tiene nada, y yo no quiero entrar a ese terreno porque es intrascendente.

Pero, ¿qué tanto abarca el término "humanitario"?El término humanitario implica el sufrimiento y la imposibilidad de tratar la enfermedad en las condiciones carcelarias, y ese es el caso.

Si a Fujimori le conceden el indulto y él vive 20 años, ¿no podrían, luego, criticar al presidente Humala?No creo. No se trata de cuánto viva. Nadie ha condenado a muerte al expresidente Fujimori.

¿Usted rompió toda relación con el fujimorismo?Tengo una amistad personal con Keiko. No la veo, tengo mucha simpatía por ella…

Pero no votó por ella, según lo que he leído…Bueno, la periodista no puso mi respuesta. Lo que yo le dije es que el voto era secreto y que yo no iba a revelar por quién votaba; luego, esa respuesta fue cambiada (…) Pero no he vuelto a tener ninguna relación política con el fujimorismo desde el año 2000.

¿Qué le dejó la política o su paso por el fujimorismo?Bueno, me ha abierto los ojos sobre las minas escondidas que existen en la política.

¿Alguien lo obligó a bailar 'el baile del Chino' en el 2000?Nooo… Lo que sucedió fue lo siguiente. Estábamos en una manifestación, en Trujillo, y el presidente empieza a hacer unos movimientos, y me invita a acompañarlo. Todo el mundo dice: "Uy, qué mal que haya bailado", pero ¿qué iba a hacer? ¿Decirle que no frente a 200 mil personas? Nadie en su sano juicio que esté en campaña desaira al candidato principal sobre el estrado.

¿Y ha vuelto a bailar cumbia?No he tenido la oportunidad.

El presidente Humala niega que haya un cogobierno con su esposa Nadine, pero las encuestas dicen lo contrario. ¿Qué piensa usted?Que así es, que es una de las chicas superpoderosas, no me cabe ninguna duda.

¿Se debe modificar la ley para que Nadine Heredia pueda postular?Yo creo que no debería modificarse. Creo que una cosa que hay que evitar en política son las dinastías familiares porque estas, cuando están dentro de Estados que fungen de democráticos, generan perversiones del sistema. A medida que avanza un gobierno, va haciendo crecer raíces en la estructura de poder del país. Ahora, si es una familia la que va turnándose en el ejercicio del poder, esas raíces son poderosísimas.

¿Cómo ve la gestión del presidente Humala?Desconcertante, porque hemos vivido un año en compás de espera, con un conflicto social enorme, que ha ocupado el centro de la política nacional durante un año. Al término de ese año, el jefe de Estado ha cumplido su promesa electoral de agua sí, Conga no, pero lo ha hecho no a través de la acción sino a través de la omisión, y creo que esto es tremendamente desconcertante. Luego, ha sido un año muy largo, ha sido un año de marchas, contramarchas, cambios de gabinetes y, entonces, evidentemente, el país pide una conducción más decidida y más visible.

TENGA EN CUENTA

- Tudela señaló que en 2000 no tenía la convicción de que Alejandro Toledo podría ser un buen heredero del proceso.

- Añadió que, luego, "la providencia" se encargó de darle al líder de Perú Posible un ministro de Economía como Pedro Pablo Kuczynski.

FRASES

- "El señor Miguel Vivanco ha mandado una carta a la Cancillería para que el Perú no vote sobre una propuesta de DD.HH. que Rusia ha presentado. El Perú se ha abstenido, pero él no nos manda una carta para que protestemos por el retiro de Venezuela de la Corte IDH. Es desconcertante el comportamiento de las ONG".

- "Una vez fui a visitar al presidente Fujimori a la cárcel, en 2009. Fue un encuentro… formal".

- "Esta fractura que se produjo en la Corte IDH, en donde un representante peruano contradecía a otro representante peruano, eso es un sainete, es una comedia de Porcel".