SOBREVIVIENTE. Luis Zevallos se lanzó del segundo piso y resultó ileso. Ayer participó en reconstrucción. (Alberto Orbegoso)
SOBREVIVIENTE. Luis Zevallos se lanzó del segundo piso y resultó ileso. Ayer participó en reconstrucción. (Alberto Orbegoso)

En junio de 2011 se aprobó una ley que regulaba a los centro de rehabilitación de adictos. Para que esta entre en vigencia era necesario que se emita su reglamento. Ha pasado cerca de un año y medio y, hasta el momento, nada.

Si esta norma se hubiera puesto en marcha, quizá no estaríamos lamentando la muerte de los 14 internos que fallecieron como producto del incendio ocurrido el sábado en el centro Sagrado Corazón de Jesús, en la calle Camino Real, en Chosica.

La tarde de ayer, familiares de las víctimas protestaron frente a la Morgue de Lima, en el Cercado, porque aún no se ha confirmado la identidad de cinco de los cuerpos. Los exámenes de ADN durarán una o dos semanas.

LISTO EN UN MESAl respecto, el vocero de Cedro, Milton Rojas, quien participa en la comisión del Ministerio de Salud (Minsa) que se encarga de elaborar el reglamento, afirmó que recién en un mes se aprobará este dispositivo. "Incluirá sanciones económicas y ordenará el cierre de los locales que sean usados como cárceles privadas", señaló. También dijo que los responsables no pueden prohibir las visitas.

Asimismo, se exigirá que cada establecimiento cuente con ambientes separados, según la edad y el género del paciente. "Esta norma no será suficiente si las comunas no fiscalizan", agregó.

En tanto, Doris Lituma, representante del Minsa, añadió que los establecimiento serán clasificados en centros de rehabilitación para adictos o para pacientes con patologías que, a la vez, sufran adicciones. "De esta manera se brindará un tratamiento diferenciado", explicó. Aseveró que se capacitará a los consejeros y a los profesionales que tengan a su cargo a los internos.

PIDEN MEDIDAEn ese sentido, el alcalde de Chosica, Luis Bueno, pidió que se acelere la publicación del reglamento.

El burgomaestre reiteró que, aunque el centro de rehabilitación contaba con el permiso edil, ha sido clausurado. Unos 20 agentes resguardan el ingreso a este lugar.

Por otro lado, el sobreviviente Luis Zevallos, de 46 años, llegó ayer al local para la reconstrucción de los hechos. Hoy deberá acudir a la Dirincri para ampliar su testimonio.

La Policía investiga si –tal como lo confesó Zevallos– los materiales inflamables para los trabajos de impresión que se hacían en el lugar fueron los que propagaron las llamas.

La fiscal Ana María Cubas informó que en el centro se encontraron cuatro prensas que habrían sido usadas para estas labores.

TENGA EN CUENTA

- La Ley 29765, que regula los centros de rehabilitación, fue aprobada en julio de 2011.

- En 90 días el Ejecutivo debió publicar el reglamento de la norma.

- *La Policía *trasladó a un refugio a un mono y a una tortuga, las que sobrevivieron al siniestro.

- En enero de 2012, 28 internos del centro Dios es Amor de San Juan de Lurigancho fallecieron en un incendio.