notitle
notitle

Fritz Du Bois,La opinión del directordirector@peru21.com

Por lo que, habiéndose convocado a una huelga de los trabajadores penitenciarios, era obvio que se debieron tomar medidas para evitar que los reos pudieran aprovecharse del paro.

¿Por qué el INPE no se preparó adecuadamente ante la paralización? La respuesta posiblemente esté en el hecho de que el jefe de esa institución estaba muy ocupado los ultimos días apareciendo prácticamente en todos los medios de comunicación, en un verdadero blitz mediático, explicando su decisión de no autorizar que el expresidente Alberto Fujimori sea entrevistado.

Así tenemos que el funcionario en cuestión se despachó a sus anchas y, demostrando estar muy confiado –como si se sintiera protegido desde lo más alto–, responsabilizó a la ministra de Justicia por la filtración de las fotos de los aposentos del exmandatario. Incluso, dio todo tipo de opiniones; parecía ser el encargado de la cartera en lugar de un subordinado.

Sin embargo, su gestión está marcada por pésimos resultados y plagada de escándalos, desde los tratamientos privilegiados al 'Loco David' y a Antauro Humala, hasta la fuga masiva que ocurrió hace nueve meses, justamente en Challapalca, luego de lo cual no solo no se tomaron medidas correctivas en ese penal sino que además –increíblemente– aumentaron el número de presidiarios. En el camino, la única decisión importante que tomaron en el año en que ha estado a cargo fue haber cancelado la concesión de un penal que iba a ser construido y administrado por el sector privado, lo cual ha sido un gran error.

Por lo que, mientras el señor Pérez Guadalupe sigue feliz y declarando encantado, como si fuera parte de la farándula política local, el INPE hace agua por todos lados gracias a su pésima labor, con trabajadores secuestrados y con casi 60 mil reclusos que siguen hacinados.