notitle
notitle

Carmen González,Opina.21c.gonzalez@infonegocios.net.pe

Sabría, muy bien, que ellas no atracarían.

Es un cambio excelente que hayan entrado –y cada vez en mayor número– mujeres honestas a cargos públicos de alto nivel . También hay varones con esta cualidad. ¿Cómo saber quién es honesto? Yo recomiendo la receta de mi abuela, la que decía: "Tú puedes saber cómo es la gente porque, después de los 30 años, cada uno es responsable de su cara y la mañosería se nota a leguas; otra cosa es que no se quiera ver. Hay que fijarse hasta en cómo se mueven y, sobre todo, con quien se juntan".

Así es que a la hora de votar, hay que empezar mirando la cara del candidato más que sus discursos. La palabra solo vale si la dice un honesto. Pero también ojo a los antecedentes y a los amigos de quien quiere acceder a un cargo público. Dime con quien andas y te diré quien eres, dice el refrán. No dejemos que violen nuestra buena fe.