JUSTICIA. Madre de víctima pide que se aclare su deceso. (Mónica Palomo/USI)
JUSTICIA. Madre de víctima pide que se aclare su deceso. (Mónica Palomo/USI)

Nuevamente los centros de rehabilitación están en el ojo de la tormenta. Esta vez, la familia de Jaime Alberto Hurtado Pérez, de 35 años, denunció que este fue torturado y asesinado en la Casa de la Juventud, ubicada en San Juan de Lurigancho.

Según Carlos Hurtado, hermano de la víctima, esta era la tercera vez que Jaime Alberto se internaba en dicho lugar por una adicción a las drogas.

Sin embargo, hace poco le había pedido que lo lleve a otro establecimiento porque ahí maltrataban a los internos. "Me dijo que los golpeaban en el pecho y en el abdomen para que no se noten los moretones", comentó.

Pero no le hicieron caso. El domingo por la noche, recibió una llamada de Pedro Pablo Pastor Hernández, encargado del lugar, quien le contó que Jaime Alberto se había lanzado del quinto piso.

Fue llevado al hospital Materno Infantil donde, a decir de los padres, no le brindaron el auxilio necesario. Recién a las 11:00 a.m. del lunes fue trasladado al hospital Hipólito Unanue, donde murió.

La familia del interno asegura que otros adictos lo golpearon con un fierro en el estómago y luego lo lanzaron para simular un suicidio. Denunciaron que la Policía no investiga.

FICHA

JAIME ALBERTO HURTADO PÉREZ

- Era vigilante de una cadena de boticas.

- Deja cuatro hijos de 5, 7, 9 y 15 años.