Masacre se produjo en Hama. (AP)
Masacre se produjo en Hama. (AP)

DAMASCO (AFP).– Siria volvió a vivir una jornada sangrienta. Una serie de ataques de las fuerzas del orden han causado la muerte a 48 personas. La mayor matanza se registró en la ciudad de Hama, donde producto de un bombardeo murieron 34 civiles.

En tanto, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) reclamó que las comisiones internacionales visiten de inmediato el lugar de la masacre.

"La vida de los sirios no se resumen en cifras en una libreta para apuntar las violaciones", denunció ayer esta organización.

De otro lado, un civil falleció en Hasraya, igualmente en la provincia de Hama, como consecuencia de los disparos de las fuerzas de seguridad.

Otros cinco civiles murieron cerca de Damasco, en Alepo (segunda ciudad del país) y en Homs (centro), dos rebeldes perecieron en Idleb (sudoeste) y cinco soldados del bando rebelde perdieron la vida en diferentes puntos del país.