HERIDOS GRAVES. La mayoría presenta policontusiones y fracturas. (USI)
HERIDOS GRAVES. La mayoría presenta policontusiones y fracturas. (USI)

La imprudencia, el exceso de velocidad y el mal estado en que se encuentran las carreteras que unen la provincia de Andahuaylas con la vecina localidad cusqueña de Vilcabamba serían las causas del grave accidente ocurrido la tarde del miércoles en el sector de Ccarcco, en el que murieron 14 personas y otras 8 quedaron gravemente heridas.

Según informó la XVI Dirección Territorial Policial (Dirtepol) de Apurímac, el ómnibus de transporte interprovincial, de placa UO-4449, perteneciente a la empresa de turismo Niño Jesús de Turpo –que iba con más de 40 pasajeros a bordo–, era manejado por Alberto Reynaga Utani, de 23 años, quien carecía de licencia de conducir.

La unidad cayó a un abismo de aproximadamente 200 metros de profundidad, entre las localidades de San Fernando y Amaybamba, en Vilcabamba, en un área que es totalmente accidentada y se caracteriza por sus abismos difíciles y vías serpenteantes.

Inmediatamente, pobladores de la zona y la Policía local se trasladaron hasta el lugar del siniestro, pero el rescate y evacuación de los fallecidos se dificultó por la lejanía y la falta de equipos especializados.

Trece personas fallecieron en el lugar de los hechos y una mujer no identificada murió en el trayecto al Hospital Regional de Andahuaylas.

Entre las víctimas se identificó a Sergio Masías Tatau, Wilson Benites Huamán, Esteban Palomino Águila, Joel Orozco Vallejos y Franklin Benites Huamán. Asimismo, a Eusebio Tambraico Huacho, Diógenes Medina Arias, Zaida Medina Arias, Cristina Luque Castro, Adriel Chirinos Oyola, Claudio Parilla Pastor y Raúl Alania.

Se supo que los heridos más graves presentan policontusiones y fracturas en diversas partes del cuerpo.

TENGA EN CUENTA

- La zona donde ocurrió el accidente pertenece a la comisaría de Vilcabamba, en Cusco. Empero, el acceso por ese lugar es complicado, pues no existe una vía directa de conexión.