SE ESPERA SU IDENTIFICACIÓN. Agentes de la comisaría de Ancón trasladaron el cuerpo a la morgue. (César Fajardo)
SE ESPERA SU IDENTIFICACIÓN. Agentes de la comisaría de Ancón trasladaron el cuerpo a la morgue. (César Fajardo)

Macabro crimen. El cuerpo de un hombre –a quien le habían cortado los dedos de las manos y de los pies, así como el miembro viril– fue hallado en las inmediaciones de un cuartel militar en Ancón.

Fue un soldado quien la noche del martes descubrió el cadáver cuando realizaba patrullaje en el kilómetro 41.5 de la carretera Panamericana Norte, a unos 900 metros de la zona de Armería de la Escuela de Blindados del Ejército (EBE).

De acuerdo con los peritos, al sujeto –quien estaba completamente desnudo– le habrían cortado los dedos de las manos con la finalidad de que no sea fácilmente identificado.

Además, indicaron que el asesinato habría ocurrido hace varios días, debido a que el cuerpo presentaba un avanzado estado de descomposición. "La víctima estaba irreconocible", manifestó uno de los oficiales a cargo de las investigaciones.

SUS PRENDASSe informó, además, que a unos cuatro metros del cadáver se encontraron prendas de vestir –un pantalón y un polo de algodón–, las mismas que estaban en buen estado, pero con rastros de que habrían intentado ser quemadas. También presentaban manchas de grasa.

Los restos fueron llevados a la Morgue Central de Lima donde, al cierre de esta edición, todavía se desconocía la identidad de la víctima. Tampoco se había acercado alguna persona para reconocerla.

Las diligencias están a cargo de los agentes de la División de Investigación Criminal de Ancón y del Ministerio Público. Los policías informaron que interrogarán a los militares que se encargan de la seguridad del establecimiento, a fin de determinar cuándo habría sido arrojado el hombre sin vida.

TENGA EN CUENTA

- De acuerdo con los agentes policiales, el sujeto habría sido asesinado en otro lugar y, luego, arrojado cerca de la escuela del Ejército.

- Las pertenencias del hombre no identificado permanecen en la Morgue Central de Lima.

- Los detectives indicaron que se trataría de un ajuste de cuentas o de un crimen pasional. Esto debido a la violencia y crueldad con la que asesinaron al individuo, de unos 40 años.