notitle
notitle

Gianfranco Castagnola, Al MercadoEl crecimiento de la economía peruana ha sufrido una desaceleración en 2011: Luego de una expansión de 9% durante el primer trimestre, en los últimos meses el avance ha sido cercano al 5%. Si el escenario mundial no se complica más (sobre todo en Europa), en 2012 solo se podría aspirar a un crecimiento un poco mayor al 5%. Este pronóstico refleja una pérdida de dinamismo de la inversión privada (tasa de 22% en 2010, de 11% en 2011 y de solo 4% en 2012) y asume una fuerte expansión (30%) de la inversión pública para 2012. Sin embargo, para que esa expansión ocurra, se requiere mejorar la gestión pública: eso quiere decir que se deben planificar las necesidades de infraestructura, se deben preparar los estudios a tiempo y se deben ejecutar los gastos con eficacia, transparencia y rapidez. La reforma del aparato estatal ha sido un objetivo inalcanzable para los gobiernos anteriores, y se hace más crítico porque de ese logro depende, en gran medida, el dinamismo de la economía peruana del próximo año.