notitle
notitle

Rodrigo Rondón,Opina.21familia@peru21.com

Y es que los perros no solo muerden para defenderse o comer, también lo hacen para jugar o sosegar sus encías durante el cambio de dentadura, que sucede cuando son cachorros.

De pequeños muerden para que sus dientes de leche aflojen y caigan, y den paso a los definitivos.

Morder les da sosiego pues tienen con qué frotar sus encías.

A los dueños de perros se les recomienda comprarles regularmente un hueso de juguete, para que así el animal pueda entretenerse. De paso, le sirve para mantener su higiene bucal porque así limpia sus dientes.

Morder es parte de su ser, no puede prohibirle hacerlo. No le dé objetos viejos como zapatos o juguetes de niños. Esto podría ocasionarle problemas en la dentadura. Cómprele su propio juguete, el cual puede ser un buen hueso artificial.