notitle
notitle

Rodrigo Rondón,Opina.21familia@peru21.com

Cuando el perro se lame compulsivamente una zona del cuerpo, la piel se inflama y, en ocasiones, se llega a hacer herida. El constante lamido no deja que esta cicatrice.

La mayoría de las alergias es causada por la picadura de pulga. Los canes se rascan, se lamen, se muerden y hasta se arrancan los pelos pues no soportan la picazón, provocando diferentes problemas dermatológicos.

El riesgo con el uso del medicamento externo es que no es muy efectivo porque la mascota suele "comérselo" cuando se lame. Por lo tanto, a veces es recomendable colocarle un collarín "Isabelino", que impedirá que el hocico de la mascota tenga contacto con el resto de su cuerpo.

El tratamiento que dé el veterinario puede incluir corticoides. Debe saber que las alergias se potencian en el tiempo. Por eso es importante que usted se responsabilice de que su perro termine el tratamiento.