Miguelito Barraza,CómicoAutor: Gonzalo Pajaresgpajares@peru21.com

Miguelito Barraza es un personaje controvertido. Genial contador de chistes, aquí muestra su inmenso ego.

Eres de Magdalena, el barrio de Chale, de Mifflin…Sí. Ellos son mayores que yo, pero yo era su engreído porque los hacía reír. En el barrio me decían 'gorilita' porque era muy ágil para subir a los árboles, para hacer muecas, para contar chistes: hacía locura y media. Calle me sobra.

Creo que entre tú, Chale y Mifflin hay un mismo espíritu…Es el barrio. Paraba con ellos, aunque ellos jugaban fútbol; yo, fulbito (risas). Era un puntero buenísimo, nadie me quitaba la pelota.

¿Hay alguien que cuente chistes mejor que tú?Hay varios contadores de chistes, pero sé que soy bueno. Mi particularidad está en que yo los actúo: tengo mucha inspiración y bastante improvisación. Y algunos hasta los invento. Soy muy gestual y un buen actor cómico.

Como actor hasta podrías hacer un drama…Lo hice. Yo puedo hacer de todo, hermano: mimo, declamación; escribo versos, hasta he toreado en Acho. No es por vanagloriarme, pero hay que decir la verdad: no hay otro Miguelito Barraza.

Hay humoristas que no pueden hacer drama porque salen a escena y la gente se ríe…No me ha pasado. Cuando anuncio que voy a recitar un verso, la gente se calla. Yo he hecho llorar a la gente con mis versos, lo que es muy difícil. Yo he hecho cosas serias y la gente ha sabido respetarme. Quienes no logran esto es porque seguramente lo han hecho mal (risas). Y también canto. Grabé un disco que fue primero en el ranking de 1160. Aunque suene paradójico, yo me agrando en el escenario (ríe).

Dices que les falta espacio a los artistas cómicos…Sí, pues, es la envidia, hay una argollaza, incluso aquí (ríe). La mayoría de los muchachos de hoy son gays, y salen en la tele y se les nota pues. Eso me molesta porque los niños van a creer que eso es normal.

Tu amigo, el 'Gordo' Casaretto, se hizo famoso haciendo de 'Pirula', un gay…Una cosa es hacer de un marica y otra cosa es decir 'paletazo' con ojos libidinosos. No pues. Una cosa es hacer de gay y otra cosa es serlo y, sobre todo, transmitirlo en televisión.

Miguelito, no sabía que eras tan conservador…Soy conservador en ciertas cosas. Me criaron con una moral muy alta. Mis padres me enseñaron buenos modales, a comer, a saber hablar, a leer poesía, literatura… Yo tengo primer año de Periodismo, aunque la gente solo crea que cuento chistes, que soy un payasito, un zamarro, un cualquiera.

¿Aplicas los valores que te inculcaron tus padres?Por supuesto. Cuando uno crece se vuelve analítico. Ya no es lo mismo tener 62 años que 18 o 20. Por eso yo les digo a mis hijos: "Aprovechen su tiempo, no lo pierdan inútilmente". El cuerpo ya no rinde, y no voy a estar usando una tortilla de Viagra (risas).

La imagen que uno tiene de ti es la de un eterno palomilla…Soy eterno palomilla, pero ya no soy tonto: ya no me emborracho, ya no soy irresponsable, ya no dilapido la plata, ahora la invierto.

¿Has criado a tus hijos con los valores de tus padres?Claro. Algunos me han hecho caso; otro no, tú sabes, siempre hay ovejitas negras, sobre todo una, que se quiere descarrilar, pero allí está la mano dura, un par de cachetadones y se solucionó el problema, pues la letra entra con sangre. Eso me enseñó mi papá.

¿Estás contento con tu vida?Sí. Para mí, hacer reír es esencial, me nace del alma.

Tu ego es bastante grande…El ego es grande cuando uno sabe que es bueno pues como Miguelito Barraza no hay. Si te vanaglorias siendo malo, eres un imbécil. Yo soy como Messi, no tanto como Maradona, porque el hombre se metió otra 'cuestión' pues (y hace un gesto con la nariz).

¿No te metiste esa 'cuestión'?No, a mí me ha gustado toda la vida el trago, pero no esa porquería tan rica (risas). Para qué hacerlo. Mis amigos me dicen: "Compare, ¿no hay esa cochinada?". "Compra tú pues, yo con mi trago estoy bien. Para eso jalas, ¿para ponerte estúpido (ríe)?". El día que me presenten un pata que desde los 18 se aplica y hoy, con 80 años, está enterito, les diré "dame esa" (risas). Eso sí, yo no juzgo, respeto.

¿Gastón ha visitado El Rincón del Chato, tu restaurante?No, porque es medio pituco. El otro día fui a su restaurante y no me gustó. Yo preparo un buen cebiche, tengo buena sazón, y lo reto a preparar un cebiche de chinguirito… le sacaré el ancho. Hay que bajarlo de su nube a mi compadre.

¿Cómo se llamará tu biografía?¿Bebió y vivió? Mejor le ponemos Seguiré chupando (risas).

AUTOFICHA

- El 'Gordo' Casaretto es mi gran amigo, mi compadre espiritual. Además, yo lo descubrí (risas), pero también lo fue 'Melcochita', solo que él vivía en otro barrio.

- Estudié un año de Periodismo. Era muy bueno en Literatura. Los números no me gustaban; hoy me gustan, sobre todo cuando cuento la plata (ríe).

- Me gusta más el escenario del teatro, allí puedo contar mis chistes rojos, algo que no se puede hacer en la televisión. Ah, yo con trago o sin trago hago reír igual (ríe).