notitle
notitle

Mónica Delta,Opina.21mdelta@peru21.com

Sin duda, para las madres y esposas de los ocho policías y militares acribillados en La Convención será una fecha en la que el dolor se sentirá con mayor intensidad. En nuestro país hay más de tres millones y medio de jóvenes entre los 12 y 18 años, de los cuales el 49,3% son mujeres.

La maternidad en adolescentes es cuatro veces más que aquellas que no accedieron a educación secundaria, lo que las sentencia de por vida. De todo el universo de analfabetismo en el Perú, el 75% son mujeres. Se calcula en un millón el número de mujeres que no saben ni leer ni escribir, en pleno siglo 21, inconcebible. Esto sucede en momentos en que el crecimiento económico mensual nos es recordado por el MEF con exactitud suiza.

En el mundo de las mujeres aún hay una revolución que no se ha hecho. La celebración del Día de la Madre tiene su origen en la antigua Grecia. Se rendía tributo a Ehea, diosa y madre de otros dioses. Las madres representan el comienzo de la vida. Lo que debemos procurar como sociedad, entonces, es que aquellos seres que cobijan la especie humana tengan las mismas oportunidades, porque hay muchos años de retraso.

Aunque cada vez hay más mujeres que se incorporan a la actividad económica y que tenemos a un 25% comandando microempresas y casi un 30% gerenciando grandes compañías, aún enfrentan desigualdades en el sueldo, sobre todo si están "en la maravillosa época de su fertilidad", porque, claro, tiene costos laborales. El mejor regalo del Estado a las mamás en su día es que las proteja en toda su dimensión, como pieza fundamental de una sociedad que se valora.