notitle
notitle

Hay vecinos de Lima que no saben en qué alcaldía tributar o dónde acudir para solicitar una licencia, debido a que el sector en el que viven es una zona en conflicto limítrofe.

Ese mismo grupo, además, se ve afectado por la falta de servicios públicos básicos, como el recojo de basura, la presencia del serenazgo o el mantenimiento de las áreas verdes.

En esa situación se encuentra cerca de 500 mil vecinos de la capital. Es decir, el 6% de la población limeña vive en un terreno que es disputado por, al menos, dos municipios, aseguró Luis Mejía Regalado, decano del Consejo Departamental de Lima del Colegio de Ingenieros.

EN 18 DISTRITOSEn diálogo con Perú21, Mejía Regalado informó que en la capital persisten 14 problemas limítrofes que involucran a 18 distritos.

"No se puede concebir que en pleno siglo XXI, con todos los adelantos tecnológicos, aún persista esa clase de dificultades", sostuvo.

Lo más lamentable, manifestó, es que hay concejos que se han acostumbrado a vivir en esa "informalidad territorial" y que no hacen nada para remediarla. Hay casos de vecinos, precisó, que conviven con esos problemas por más de 20 años.

Es más, dijo que ello genera que muchas personas no paguen impuesto predial ni arbitrios a ninguna alcaldía, lo que afecta la recaudación.

"Hace falta decisión política porque las entidades encargadas de revisar estos casos no han previsto ninguna solución", advirtió.

Mejía Regalado afirmó que presentará al municipio de Lima un proyecto de arbitraje para que, junto con los colegios de abogados y arquitectos, puedan resolver cada conflicto limítrofe en solo dos meses.

CASOS EMBLEMÁTICOSEl especialista recordó el caso de Magdalena y San Isidro. Ambas comunas mantienen una rivalidad de más de seis décadas por la posesión de 42 manzanas de la urbanización Orrantia.

Una disputa similar, detalló, se da entre los distritos de San Martín de Porres e Independencia.

En este caso, explicó, la divergencia –que tiene más de 20 años– es por la zona industrial ubicada entre las avenidas Naranjal, Tomás Valle, Túpac Amaru y la carretera Panamericana Norte. Otro de los enfrentamientos, finalizó Mejía Regalado, es entre Pachacámac y Lurín, municipalidades que se disputan un monumento arqueológico.

SABÍA QUE

- En setiembre de 2011, el Instituto Metropolitano de Planificación se comprometió a acabar –en tres semanas– con el problema que tenían los distritos de Magdalena y San Isidro. Hasta el momento no ha habido solución.

- En enero de 2010, el Tribunal Constitucional reconoció que la zona industrial que se disputan San Martín de Porres e Independencia pertenecía a esta última comuna, pero siguen los problemas.