'Residente' sigue causando polémica con sus declaraciones. (AP)
'Residente' sigue causando polémica con sus declaraciones. (AP)

Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

Horas después del accidentado concierto que ofreció Calle 13 en el estadio de San Marcos, el líder del grupo, René Pérez 'Residente', lamentó haber empezado tarde el show. Sin embargo, aclaró que no se arrepiente de sus expresiones contra el público que le tiró objetos al escenario. "Me da lástima que el público haya esperado tanto tiempo. Llegamos tarde porque el vuelo se retrasó. ¿Arrepentirme de lo que dije? (mandar al carajo a la gente) Para nada. Fue una falta de respeto conmigo. Yo admiro a Rubén Blades, y no le voy a tirar un manojo de llaves. Yo dejé el micrófono abierto para que alguien subiera al escenario y dijera lo que pensaba. Si no quieres ver a alguien, te vas, pero no le vas a tirar una botella de agua", declaró Pérez, vía telefónica, a Perú21.

En su cuenta de Twitter, el cantante escribió lo siguiente: "Prometo que no volveré a hacer dos conciertos en un mismo día. Un saludo al de las llaves".Pero, en nuestro país, la polémica continúa ahora que el presidente de la Aspec (Asociación Peruana de Consumidores), Crisólogo Cáceres, presentará una denuncia ante Indecopi contra la empresa organizadora del show por maltrato al consumidor. "Todos los consumidores tienen derecho a exigir la devolución de su dinero. Indecopi sí puede actuar de oficio. La sanción va desde una amonestación hasta una multa de 1'620,000 nuevos soles".

En respuesta, el empresario Chano Díaz aclaró: "Estamos dispuestos a cumplir con lo que diga Indecopi y a pagar la multa que nos impongan, si es que se da. Sería bueno que Calle 13 haga un concierto gratuito para los afectados. No somos responsables de la demora. Teníamos un contrato firmado antes de que ellos se comprometieran con Venezuela para el mismo día".

Por su parte, la ministra de Cultura, Susana Baca, intentó defender a Calle 13: "Creo que no fue un desplante. Ellos pensaron que podían llegar a tiempo. La música estuvo buena, pero la actitud de hablar a la gente debió ser otra".

Mientras tanto, el fan Roberto Flores denunció que la seguridad lo agredió porque intentó subir al escenario con la finalidad de reclamarle a Calle 13.