Sangre fría. El asesino le dijo a la Policía que el niño representaba un problema para su relación. (David Vexelman)
Sangre fría. El asesino le dijo a la Policía que el niño representaba un problema para su relación. (David Vexelman)

Sin el menor arrepentimiento, confesó que había asesinado a golpes a su hijastro, de apenas 4 años, porque lloraba mucho y no lo dejaba dormir. Roger Ricardo Martínez Casas (39) contó con la complicidad de la madre del niño, Soledad Magaly Villagómez Vásquez (37), quien también fue denunciada por el crimen.

Según manifestó el homicida a la Policía, el último jueves regresó a su casa junto con su pareja y con el menor de iniciales G.S.V.V. Luego le pidió a Magaly Villagómez que fuera a comprar algunos alimentos.

Cuando ella salió, el niño se despertó y comenzó a llorar y a preguntar dónde estaba su madre. Roger Martínez refirió que esto le molestó, por lo que cogió al pequeño y lo lanzó al suelo.

Ahí le dio varios puñetes y patadas. Como el menor seguía llorando, le pisó la cara y, poco antes de que llegara su pareja, lo envolvió en una manta y lo acostó.

Cuando la madre de la víctima preguntó qué había ocurrido, el homicida le dijo que su hijo se cayó de la cama y le exigió que no hiciera más preguntas y se fuera a dormir.

A las 7:00 de la mañana del viernes lo encontraron sin vida. Según el resultado de la necropsia, el pequeño tenía las costillas rotas, el hígado destrozado y diversos golpes.

La mañana de ayer, los peritos de Criminalística llegaron a la casa para hacer la prueba de Bluestar, que detecta rastros de sangre. El resultado fue positivo, lo que terminó estableciendo la responsabilidad del asesino.

En la Dirincri, al verse descubierto, Martínez confesó: "Lo maté a golpes porque no me dejaba dormir". Además, señaló que el menor era un problema para su relación. También aseguró que es chofer del Ministerio del Interior y que tiene contactos en la Policía. Él y su conviviente fueron llevados a la Fiscalía.

SABÍA QUE

- Jesús Barboza, abogado de Soledad Villagómez, señaló que el homicida golpeaba al niño y a su cliente constantemente.

- Ricardo Martínez podría recibir 25 años de cárcel o, incluso, cadena perpetua.

- El asesino dijo que era amigo de figuras de la farándula limeña, y manifestó que ha tocado el cajón con Lucía de la Cruz.

- Martínez y Villagómez tenían tres meses de convivencia.