ESCENARIO DEL CRIMEN. Universidad de Oikos está dirigida al estudio de la Iglesia coreana-americana. (AP)
ESCENARIO DEL CRIMEN. Universidad de Oikos está dirigida al estudio de la Iglesia coreana-americana. (AP)

LOS ÁNGELES (Agencias).– El responsable de la muerte de siete personas en el tiroteo ocurrido el último lunes en una universidad de Oakland (California) confesó que perpetró la masacre porque estaba enfadado por el maltrato que recibía de parte del personal administrativo y de los alumnos.

El detenido, One Goh, de 43 años, de origen coreano pero nacionalizado estadounidense, tomó como rehén a una recepcionista e ingresó a un aula. Allí puso a sus víctimas en fila contra la pared y le disparó una por una con una pistola semiautomática. Siete de ellas murieron y tres están heridas, pero fuera de peligro.

En noviembre, Goh fue expulsado del centro de estudios por mala conducta y estaba muy molesto con una empleada y con sus excompañeros, ya que estos se burlaban de él porque no sabía hablar bien el inglés.

Según los investigadores, el acusado no estaba satisfecho con la clase en la que se había inscrito en la Universidad Oikos, sentía que sus compañeros lo trataban mal y en los últimos tiempos no le dirigían la palabra y lo ignoraban.

El jefe de la Policía de Oakland, Howard Jordan, señaló que "ninguna de las víctimas eran las personas que se metían con él". Los fallecidos, seis mujeres y un hombre, eran oriundos de Nigeria, Nepal y Corea, y tenían entre 21 y 40 años, indicó Jordan.

Después del tiroteo, Goh abandonó el aula, recargó su arma automática y disparó de nuevo en varias clases antes de abandonar el recinto universitario e irse en el vehículo de una de las víctimas a un supermercado de la localidad vecina de Alameda. Desde ahí llamó a sus padres y, posteriormente, se entregó a la Policía.

TENGA EN CUENTA

- La Policía declaró a la CNN que fue una "calculada ejecución a sangre fría en la clase".

- Las autoridades describieron a Goh como "un hombre caótico, calculador y determinado, que fue allí con la intención de matar".

- Fuentes del Consulado de Corea del Sur en San Francisco identificaron al detenido como Ko Won-II.