Villena en difícil situación. (Heiner Aparicio)
Villena en difícil situación. (Heiner Aparicio)

La ministra de la Mujer, Ana Jara, volvió a marcar distancia del titular de Trabajo, José Villena –quien agredió a una empleada de LAN– y precisó que la permanencia o no en el cargo de uno de los miembros del Gabinete es prerrogativa del presidente Ollanta Humala.

"Villena ha ofrecido disculpas públicas a través de una radio, pero no he vuelto a escuchar a la trabajadora (Ana Lucía Ramos) contradiciendo esa versión. Entretanto, ningún ciudadano peruano tiene corona y debe responder a la ley", sentenció.

Cuando la prensa le insistió sobre el tema, Jara expresó que "se remite" al comunicado difundido el sábado pasado, en el que se solidarizó con la joven y le ofreció asesoría psicológica y legal.

En su cuenta de Facebook, Ramos escribió: "vivo en un lugar donde el más fuerte no es el más inteligente ni el más culto (…) es el que tiene poder, este poder que te da tanta confianza para ver a las personas muy por debajo de ti".