notitle
notitle

Pablo Secada,Al.Mercadopsecada@ipe.org.pe

Gracias a la mezcla de politiquería nacionalista, regionalista y comunista, aderezada con incapacidad técnica, seguimos desaprovechando y menoscabando el inmenso activo que tenemos. Hay una alternativa: hacer las cosas bien y rápido. Primero, se debe negociar con Odebrecht y TGP, que tienen contratos vigentes. Segundo, hay que organizar un concurso público internacional para contratar un consorcio de asesores del Estado que incluya un banco de inversión, estudio(s) de abogados y consultores especializados. Tercero, ni el Estado, ni Kuntur, ni TGP, ni los Súper Amigos, pueden operar en el área en la que se construirá el inicio de cualquier gasoducto. Kepashiato es un pueblo fantasma. ¿Hay un plan efectivo para garantizar la seguridad en la zona? Cuarto, se debe facilitar la exploración de gas.