'RAYO’. El celeste jugaría como media punta derecho. (Rochi León)
'RAYO’. El celeste jugaría como media punta derecho. (Rochi León)

La selección no se intoxica, pero sí puede cambiar de piel. Por eso, el DT Sergio Markarián dejaría atrás el 3-5-2 que presentó ante Colombia por un 4-3-2-1 frente a Uruguay.

Antonio Gonzales ingresará por Renzo Revoredo, mientras que Luis Advíncula y André Carrillo se pelean el puesto de media punta por derecha. Jesús Álvarez iría como lateral derecho, y Yoshimar Yotún bajaría a la zaga.

Perú formaría con Penny; Álvarez, Ramos, Galliquio y Yotún; Gonzales, Lobatón y Cruzado; Advíncula (Carrillo) y Ramírez; Guerrero.

"Tenemos que hacer un partido inteligente y aprovechar la jerarquía de Paolo Guerrero para definir. En lo personal, espero poder jugar", señaló Advíncula.

Finalmente, se confirmó que Jefferson Farfán no viajará a Montevideo. "Tiene problemas con la intoxicación que sufrió y no se ha recuperado de su lesión muscular", dijo el doctor Julio Segura.