notitle
notitle

Las avenidas Canadá, México, Salaverry y Caminos del Inca se convertirán en corredores de integración. Estas se sumarán a los otros cuatro que, inicialmente, habían sido diseñados con este objetivo y por las que circularán buses de 9 y de 12 metros de largo.

En estas vías –por las que se desplazarán 20 mil pasajeros por hora– se mejorará la señalización, así lo informó la Municipalidad de Lima.

Los transportistas tendrán que participar en la adjudicación de las rutas para operar en estas arterias, tal como sucederá con las avenidas Benavides, Del Ejército, Universitaria y Angamos, que están a cargo de la Gerencia de Transporte Urbano (GTU) de la comuna capitalina.

En los próximos días, el Concejo Metropolitano deberá evaluar el proyecto de ordenanza que establece los parámetros para la entrega de estas rutas.

Entre los requisitos se pedirán que las empresas cuenten con buses Patrón. Es decir, que las unidades tengan tecnología Euro 4 para reducir la contaminación ambiental por emisión de gases.

Las compañías brindarán el servicio por tres años. Este período se podrá renovar hasta por 10 años. Los primeros cuatro corredores serán adjudicados en setiembre.

A estos servicios se integrarán las rutas de aproximación –que serán más pequeñas que las citadas– en distritos como La Molina o San Borja, donde hay residentes que no tienen acceso al transporte público.

Además, entre agosto y octubre se realizará el proceso de licitación a los concesionarios de cinco corredores complementarios (los más grandes y que cruzarán Lima).

En julio del 2013 se planea integrar el sistema de pago de pasaje que, en principio, será en efectivo. Luego se usará una tarjeta electrónica.

DATOS

- Los ocho corredores de integración se conectarán con vías más grandes para que los usuarios lleguen al Metropolitano, el Tren Eléctrico y los cinco corredores complementarios.

- Los corredores complementarios unen las calles más importantes. Su extensión supera los 30 km y atenderán a más de 50 mil pasajeros por hora.

- La comuna limeña determinará un color para los buses de cada ruta.