INJUSTICIA. Jueces prefieren creerle al violador que a la víctima. (USI)
INJUSTICIA. Jueces prefieren creerle al violador que a la víctima. (USI)

Una niña de tan solo 12 años teme por su vida por una indignante decisión de la Corte Suprema del Santa, en Áncash. Los magistrados excarcelaron a Edilberto Pérez Urrutia (46), tío de la pequeña que la ultrajó desde que ella tenía siete años.

Según la menor, su tío ahora la amenaza de muerte. Él abusó de ella en reiteradas ocasiones cuando se encontraba sola en su casa y, aunque parezca increíble, su madre y la esposa del depravado sabían del hecho y no hicieron nada por detenerlo. Por el contrario, su progenitora golpeó a la pequeña en una ocasión por "dejarse violar".

Harta de las violaciones, la víctima le contó a otra de sus tías, con quien puso la denuncia y el sujeto fue encarcelado. Sin embargo, un año después, la sala penal, presidida por Eloy Sotelo, lo absolvió porque "no quedó acreditada la comisión de la violación ni su responsabilidad penal". Los jueces y la madre de la niña serán denunciados por la Fiscalía.

VIOLADOR

EDILBERTO PÉREZ URRUTIA46 años

- Violó 196 veces a su sobrina en la casa de ella.

- El Ministerio Público pidió cadena perpetua.