Tras cinco días de secuestro, los trabajadores fueron liberados por los narcoterroristas. (Difusión)
Tras cinco días de secuestro, los trabajadores fueron liberados por los narcoterroristas. (Difusión)

José Clementejclemente@peru21.com

Después de cinco días de permanecer secuestrados a manos de una columna narcoterrorista de Sendero Luminoso en la selva del distrito de Echarate, provincia de La Convención, en Cusco, fueron liberados sorpresivamente los 36 trabajadores de las empresas que trabajan para el proyecto Camisea en esa región.

Los trabajadores de las empresas Skanska y Construcciones Modulares fueron liberados a las 4 de la madrugada de ayer y, tras caminar durante siete horas, fueron avistados poco antes del mediodía en la localidad de Chuanquire, ubicada en Alto Pustakiato, a unas tres horas del centro poblado menor de Kiteni. Allí recibieron las primeras atenciones y comidas.

Posteriormente fueron trasladados en helicópteros del Ejército hacia la base de Kiteni, donde permanecían hasta el cierre de esta edición.

Hasta allí llegó el fiscal provincial de La Convención y personal médico y de salud de ese centro poblado. Adentro, personal de Recursos Humanos de Skanska y de Construcciones Modulares asistía a sus compañeros liberados.

Sin embargo, había preo-cupación porque varios de los exrehenes se encontraban delicados de salud y con problemas bronquiales debido a que durmieron los cinco días en el suelo y a la intemperie. Además, presentaban cuadros de deshidratación y laceraciones en los pies a causa de la exigente caminata por terrenos agrestes.

Los médicos de la compañía Techint, en coordinación con las empresas operarias antes mencionadas, improvisaron un hospital para las víctimas.

NO AL CHANTAJENo fue necesaria ninguna negociación con el grupo sedicioso para lograr la liberación de los secuestrados. Desde Colombia, donde participó en la VI Cumbre de las Américas, el presidente Ollanta Humala aseguró que "no se había cedido al chantaje de los delincuentes terroristas".

Por su parte, a través de un comunicado, el Ministerio de Defensa señaló que "como resultado de la enérgica presión ejercida por las operaciones tácticas y acciones de inteligencia de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, los delincuentes narcoterroristas se vieron cercados y obligados a intentar una maniobra de fuga, dejando liberados a sus rehenes".

Sin embargo, fuentes cercanas a las citadas empresas confirmaron que sí se habían establecido negociaciones iniciales a través de audios que, incluso, fueron divulgados por algunos medios locales.

"Sí hubo una comunicación con los secuestradores. Lo que nos interesaba a nosotros era su integridad, sus vidas sanas y salvas", dijo un trabajador.

ENFRENTAMIENTOSSegún fuentes policiales y militares, antes de la liberación –es decir, entre el jueves y el viernes–, hubo una serie de enfrentamientos por las zonas cercanas a Alto Kepashiato y Las Lagunas, precisamente donde cayera abatida la capitana Nancy Flores Páucar.

Las versiones de tiroteos entre las fuerzas conjuntas y los sediciosos fueron confirmadas por el propio jefe de Estado. "Las operaciones han tenido un costo. Ha habido enfrentamientos, pero hemos ganado", señaló. Los heridos de los combates fueron trasladados en helicóptero hacia Quillabamba.

Humala –además– dejó en claro que la consigna es dar con el paradero de los subversivos, que –trascendió– estarían tratando de reingresar al VRAE, zona por donde habrían salido. "Estamos tras los pasos de esta columna", enfatizó el gobernante.

"No hemos cedido ante esta horda de criminales. Los 36 trabajadores están sanos y salvos. Fue una operación impecable", subrayó.

Se informó que, a su retorno de la cita de Cartagena, el mandatario viajará a Kiteni, donde dará detalles sobre la liberación de los secuestrados y de enfrentamientos que se habrían producido tras esta acción.

En horas de la noche, el ministro de Defensa, Alberto Otárola, confirmó que hubo heridos tras enfrentamientos con los narcoterroristas, pero declinó dar mayores precisiones sobre el tema. Indicó que el mandatario Ollanta Humala brindaría esas informaciones.

Más temprano, el primer ministro, Óscar Valdés, refirió que hubo un policía muerto en las refriegas. "Ya tenemos un fallecido confirmado y están por confirmarse uno o más, sí, de la Policía", declaró a la prensa tras la ceremonia de sepelio de la mayor abatida Nancy Flores Páucar en el camposanto Santa Rosa, en Chorrillos.

Valdés aprovechó la ocasión para enfatizar que en ningún momento se negoció con la columna terrorista para que liberara a los secuestrados.

"Puedo decir que no hubo ningún pago ni ninguna negociación, porque nosotros hemos estado en contacto con la empresa y son conscientes de que el Estado peruano tiene una política muy definida: no negocia con terroristas", enfatizó.

Una fuente del frente policial del Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE) dijo a la agencia EFE que en un enfrentamiento posterior a la liberación de los rehenes murieron tres policías y dos terroristas.

Por la noche, en declaraciones a RPP, la parlamentaria Luz Salgado refirió que tras haber sostenido un diálogo con el padre del capitán José Luis Casas, quien está en Echarate, este le informó que "diez soldados se encuentran heridos y necesitan urgente atención médica" e, inclusive, su traslado a la capital.

Por su parte, a través de un comunicado, las empresas Skanska y Construcciones Modulares agradecieron al Gobierno por las acciones desplegadas.

"Reconocemos y agradecemos el compromiso y las acciones desplegadas por el Gobierno a través de sus Fuerzas Armadas, Policía Nacional y demás autoridades, que han permitido la exitosa liberación de nuestros compañeros. Queremos hacer un especial reconocimiento a la valerosa acción de la mayor PNP Nancy Flores Páucar, fallecida durante las operaciones, así como a todos los efectivos que resultaron heridos", indicaron.

DATOS

- El secuestro fue liderado por Martín Quispe Palomino, 'camarada Gabriel', hermano menor de Víctor, 'camarada José', jefe de la facción senderista en el VRAE.

- El presidente Humala visitó el viernes el poblado de Kiteni, donde se concentró la acción militar para rescatar a los trabajadores secuestrados.

- El responsable de Seguridad Ciudadana de Chuanquiri, Hermenegildo Delgado, precisó que, a las 11:45 horas de la mañana, los pobladores avistaron a los trabajadores sin daños personales.

- En 2003, Sendero Luminoso secuestró a 70 trabajadores de la empresa argentina Techint en la zona de Camisea, a los cuales liberó supuestamente a cambio de dinero.

- La empresa Transportadora de Gas del Perú aseguró que no hizo ninguna concesión con los terroristas.