PREVISORES. Los congresistas se protegen ante posible 'chuponeo’. (David Vexelman)
PREVISORES. Los congresistas se protegen ante posible 'chuponeo’. (David Vexelman)

Con el respaldo de todas las bancadas políticas frente al solitario voto en contra de Heriberto Benítez y a contadas abstenciones, el Congreso modificó el artículo 162º del Código Penal, a efectos de sancionar con pena privativa de la libertad no menor de dos ni mayor de cuatro años a quienes difundan comunicaciones privadas obtenidas a través de interferencias no autorizadas.

La iniciativa, que quedó expedita para su promulgación por el Ejecutivo, exceptúa de responsabilidad la difusión de comunicaciones "que tuviesen contenido delictivo perseguible por acción penal pública o que contravengan el ordenamiento legal vigente".

Alberto Beingolea, presidente de la Comisión de Justicia, sustentó la propuesta indicando que hay una "práctica lamentable" de interceptación con fines políticos que vulnera el derecho a la privacidad.

"Si no atacamos el problema de la difusión, no atacamos el problema de la interceptación", argumentó tras advertir que, más que una sanción de carcelería, lo que se busca es un "reproche" moral a quienes difunden este material obtenido ilícitamente.

Por su parte, Javier Bedoya, autor del proyecto de ley, negó que la norma constituya una "ley mordaza" o un atentado a la libertad de opinión o de investigación. "Todo derecho tiene límites", alegó.

Algunos parlamentarios expresaron sus reparos, pero solo Yonhy Lescano calificó como "un error" sancionar penalmente hechos que, recordó, ya son castigados por la vía civil.

El asesor legal del Instituto Prensa y Sociedad, Roberto Pereyra, por su parte, advirtió que, tal como está redactada la norma, tiene una clara connotación contra la libertad de expresión.

DATOS

- El proyecto lo presentó Javier Bedoya tras difundirse un audio de Lourdes Flores en setiembre de 2010, antes de las elecciones municipales.

- "Métanse la alcaldía al poto. Me interesa un comino la elección", se le escuchó decir a Flores.