Foto: Luis Gonzáles
Foto: Luis Gonzáles

Mario Hart,Piloto de autosAutor: Gonzalo Pajaresgpajares@peru21.com

Se hizo famoso por ser el enamorado de Nataniel Sánchez, una de las actrices de Al fondo hay sitio. Desde entonces, Mario Hart, piloto de autos, no ha dejado de estar en todos lados (incluida esta página).

¿Qué sientes cuando estás en un auto, corriendo?Mucha adrenalina. Siento que puedo desahogarme, que puedo botar mi agresividad, mis tensiones.

¿Eres muy agresivo?Un poquito más allá de lo normal. Soy picón, temperamental.

Hace poco, en Las Seis Horas Peruanas, vimos cómo explotabas. ¿Te pasa con frecuencia?No, trato de controlarme, pero a veces mi rabia puede más que yo y me suceden cosas como las que indicas. Lamentablemente, no sabía que me estaban grabando, porque ante la gente trato de mostrarme tranquilo.

Eres, seguramente, el más mediático de nuestros pilotos. ¿Lo haces para empujar tu carrera o eres medio figuretti?No lo hago a propósito. Me convertí en una persona mediática a raíz de una relación que tuve (se refiere a su romance con Nataniel Sánchez) y, a partir de allí, me empezaron a llamar para muchas cosas. He aceptado las que creo convenientes, las que van con mi perfil, y eso me está llevando a que sea más fácil la búsqueda de auspicios para mi carrera como piloto, pues las empresas ven en mí una herramienta para difundir sus productos, lo que no me pasaba cuando no era tan conocido.

Entonces, tienes claro que tu actividad principal es la de corredor de autos…Mi actividad principal es la de ingeniero industrial. Ahora desarrollo dos negocios que habilitaré pronto. Esto me dará de comer. Como piloto soy muy profesional, pero no es un deporte del que se pueda vivir. Los auspicios solo sirven para cubrir el costo de la carrera y no para ganar plata, para tener la vida que quiero: deseo tener muchísimo dinero.

¿Qué tan buen piloto eres?Me siento bueno. En el medio local estoy entre los tres mejores. Y todos somos muy amigos. Aquí, el círculo de pilotos es bastante chico, todos nos conocemos, sabemos diferenciar la competencia de la amistad y, al momento de correr, cada uno va por su interés, pero con respeto.

¿Quisiste correr fuera?Lo pensé desde chico, desde que corría karts. De hecho, lo intenté: corrí Fórmula 3 en Chile, karts en Argentina, hice una escuela de fórmula en EE.UU., pero no se pudo avanzar más porque había que invertir muchísima plata y no conseguí los auspiciadores. Ya no es mi meta principal correr fuera pero, a pesar de esto, no quiero dejar nunca el automovilismo y deseo seguir ganando muchos campeonatos.

Te llevas bien con Magaly…Así es, y no hay razón para pelearme con ella.

Sus cámaras te persiguen…Es complicado, muchas veces me olvido que soy conocido y hago las cosas que cualquier otra persona haría, pero que, por ser mediático, ya no parecen 'normales': no puedo ir a una discoteca y emborracharme porque no se ve bien. Tengo claro que no soy una persona común, pero, como no hago cosas malas, sigo haciendo mi vida normalmente. Es cuestión de acostumbrarse.

¿Te molestabas cuando te decían 'El chato atrasador'?Me daba igual. La chapa se dio por la coyuntura, pero ya pasó. Hoy escuchan mi nombre y piensan en un piloto.

Lo bueno para ti es que atrasaste y no te atrasaron…Es el machismo que hay en nuestra sociedad, donde se alaba al vivo, al más 'pendejo'. La gente alucinaba que había atrasado al que era el arquero de la selección de fútbol (se refiere a Erick Delgado), a quienes muchos ven como un ídolo, pero no atrasé a nadie. Soy respetuoso de las relaciones.

¿No quieres sentirte el vivo?No, siempre actúo normal. Nunca he asumido un rol que no es el mío. Lo que ven de mí es lo que siempre he sido: alguien tranquilo, sumiso, humilde, atento con la gente…

¿En serio?Me provoca hacer un montón de cosas: viajar todas las semanas, tener miles de carros, tener mucho dinero, pero mis viejos me ayudan a centrarme. Vivo con mi mamá.

Después de tu romance con Nataniel pudiste dejar de ser mediático, pero te vemos en todos lados. Uno sospecha que buscas esta presencia…No la busco, me llaman (ríe).

Fue divertido lo que te pasó con Leslie Shaw (ella rozó los genitales de Hart e hizo un gesto insinuando pequeñez).(Ríe) Sí. Anécdotas que quedan de mi estadía por la farándula. Y lo que sintió, lo sintió a medias, pues fue un roce pequeño.

Leslie acaba de terminar con Pablo Vitti. Ahora que estás sin pareja, ¿le irías?Leslie es una chica simpática. ¿Si le iría? No le pondría peros de ninguna manera (risas).

AUTOFICHA

- Nací en Lima, en 1987. Estudié en el Liceo Naval, en el Prescott de Arequipa y en el Santa María. De mi viejo heredé el gusto por los fierros, pero comenzamos juntos.

- Me gustan todos los deportes motorizados. Pero también juego fútbol, tenis, básquet (era alero y armador), tenis de mesa, ping pong.

- Quiero casarme, tener hijos, una familia: es uno de mis sueños. Quisiera formarla entre los 30 y los 35 años, para así disfrutar a mis hijos, ser su amigo y darles todo.