'Pulga’ casi no juega. (Fernando Sangama/USI)
'Pulga’ casi no juega. (Fernando Sangama/USI)

Una de las anécdotas más curiosas la vivieron ayer nuestros delanteros. Los utileros de la selección olvidaron llevar al Estadio Nacional los chimpunes de Paolo Guerrero y Raúl Ruidíaz, por lo que uno de los patrulleros motorizados que escoltaban el bus de la bicolor tuvo que regresar a la Videna para recoger ambos implementos.

De otro lado, el periodista Mario Saldaña indicó en Twitter que Guerrero estaría esperando a su segundo hijo. "De fuentes muy confiables me aseguran que Guerrero será padre. ¿La madre? Adriana Roca Rey. Que traiga suerte para el partido", escribió el conductor de 24 Horas.